BID: Latinoamérica tiene un desfase en infraestructura

Ciudad de MéxicoALC tiene un desfase en la capacidad de infraestructura, advirtió J.J. Ruiz Gómez, economista jefe y gerente del departamento Investigación del BID. “Es necesario duplicar inversión en infraestructura durante largo periodo de tiempo; sin embargo, financiar ese esfuerzo inversor sólo con ahorro externo puede resultar inadecuado y poner en riesgo la estabilidad”. En ese sentido, el economista aseguró que hace falta incrementar el ahorro doméstico: “Hace falta un buen sistema financiero que canalice y mezcle, tanto ahorro externo, como doméstico”. El sistema financiero es resultado nivel ahorro que se logra, afirmó durante su participación en Foro México 2013. Ruiz Gómez dijo que se necesitan cambios en regulación financiera para que ahorradores de largo plazo y nuevos jugadores puedan impulsar inversión en infraestructura. “Menos del 10% es ahorro largo plazo, frente al 30% que tienen nuestros competidores”, declaró en su ponencia dentro panel “Un sector financiero promotor de desarrollo incluyente”. Cuestionó cuál es el sistema financiero que se quiere para generar esa productividad, explicó que no hay que poner demasiadas esperanzas en éste: “No nos va a hacer crecer más rápido, ponerle un excesivo grado de responsabilidad no es la solución”. En este sentido, refirió que hay diversas lecciones aprendidas: 1. Construir un sistema financiero que no haga daño a la economía: “Estamos viendo en algunos países de Europa y otros desarrollados que éste puede ser terriblemente devastador”; 2. Ser pragmáticos a la hora de construir el sistema: “Tenemos sistema financiero pequeño, está por debajo de lo que necesitamos… Acudamos a las memorias históricas”; 3. El nivel de ahorro es bajo: “Hay que defender ese ahorro a través de la estabilidad macroeconómica, contar con la capacidad de proteger ese ahorro es uno de los requisitos para poder construir ese sistema financiero”. Por último, recomendó que sistema financiero se mantenga rentable, bien capitalizado y que ayude al crecimiento de la infraestructura. (El Economista.com.mx – 11/01/2013)

Anuncios

BID instala en Madrid su oficina de representación para Europa

BID instaló su oficina de representación para Europa en la ciudad de Madrid, en ceremonia presidida por Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno de España, y Luis Alberto Moreno, Presidente del BID. El evento, celebrado en las oficinas del BID en Madrid, contó con la participación Luis de Guindos, Ministro Economía y Competitividad; José Manuel Soria, Ministro de Industria, Energía y Turismo; Ana Botella, Alcaldesa, Ayuntamiento Madrid; Juan Rosell, Presidente, Confederación Española de Organizaciones Empresariales; Enrique Iglesias, Secretario General Iberoamericano. Asistieron legisladores europeos, embajadores de los países miembro BID y destacados empresarios. Moreno recordó que fue en 1974, precisamente en Madrid, donde se decidió abrir la membresía del BID a los países europeos, y que desde entonces España ha desarrollado políticas que promovieron desarrollo de una amplia clase media y una clase empresarial. “Éstos son activos esenciales para enfrentar con éxito las dificultades por las que hoy atraviesan los españoles”, dijo Moreno, quien agregó que España era una sociedad madura que “fue, seguirá siendo ejemplo para quienes todavía transitamos los caminos del desarrollo”. El presidente del BID reconoció que la crisis económica europea y su impacto sobre la economía mundial presentan el mayor reto económico externo que enfrenta América Latina y el Caribe, y que la región podría perder 40%de su crecimiento potencial si economías europeas no reaccionan favorablemente. “Confío plenamente en que el mundo acabará reconociendo los esfuerzos que países europeos, especialmente España, están haciendo”, dijo Moreno. A pesar de la recesión económica mundial, el comercio con América Latina hoy es el de más rápido crecimiento para España. Las últimas cifras indican que las exportaciones de España a América Latina crecieron 25% durante el último año. La nueva sede del BID en Madrid facilitará a las instituciones y empresas europeas acceso a los proyectos que el BID financia en toda América Latina y Caribe, y será además punto de encuentro, intercambio y generación de nuevas alianzas. Aparte de Europa, el BID cuenta con representación en Japón y en 26 países miembro prestatarios. Fundado en 1959, el BID es la mayor fuente de financiamiento para desarrollo de ALC. El Banco ofrece préstamos, donaciones, asistencia técnica y realiza investigaciones sobre temas clave para desarrollo social y económico de la región. Accionistas son sus 48 países miembros, incluidos 26 países miembros prestatarios ALC, que tienen una participación mayoritaria. (BID – 06/07/2012)

Apuntes de lo que dejó la reunión del BID

La reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo finalizó en Montevideo y deja varios puntos interesantes para comentar. Aquí les presentamos una serie de enlaces a algunos de los artículos y vídeos que reseñan lo que ha sucedido en estos días. Para empezar, imágenes de la sesión inaugural de la asamblea anual. El BID conformará un fondo con China por 1.000 millones de dólares para financiar inversiones en América Latina, dijo ayer su presidente, mientras el gigante asiático expande su influencia en la región. Japón no quiere quedar atrás y junto con el BID prestarán 600 millones para proyectos ecológicos en Centroamérica. El banco también creará líneas preventivas de crédito para “blindar” a países pequeños de eventuales crisis o desastres naturales. El organismo que preside Luis Alberto Moreno había pronosticado el domingo que Latinoamérica crecería este año 3,6%, menos que el año pasado y también por debajo de las expectativas de otras entidades multilaterales. Así lo recoge el portal CNN Expansión, de México. De cualquier forma, en su informe de coyuntura difundido ese día el BID destacó capacidad de la región para resistir impactos externos y desestimó la posibilidad de un derrumbe de los precios de las materias primas, clave para las exportaciones latinoamericanas. En el documento, el BID dejó una levada crítica a la política cambiaria de Argentina y Venezuela. Así lo cuenta La Nación, de Argentina. Advirtió sobre el ingreso descontrolado de capitales en otros países. Además señaló que los sistemas financieros de Chile, Perú y México son los más vulnerables a un recrudecimiento de la crisis bancaria europea. Ayer, en la inaguración de la asamblea anual del BID, Moreno llamó a fortalecer la integración en tiempos de disputas comerciales en la región. También pidió que se mantuviera la política social y cautela ante una eventual crisis global, más allá del optimismo que manifestó el Fondo Monetario Internacional sobre la situación mundial. En una mesa redonda del sábado, expertos recomendaron que Latinoamérica emprenda reformas para mejorar la competitividad. Ese mismo día, otro panel analizó la brecha entre lo que el mercado de trabajo demanda y lo que el sistema educativo ofrece. Un estudio del BID concluye que los estudiantes no están preparados para el mercado laboral (…..)

Link: http://blogs.elpais.com/eco-americano/2012/03/-apuntes-de-lo-que-dej%C3%B3-la-reuni%C3%B3n-del-bid.html

BID alerta del riesgo de una desaceleración del crecimiento en América Latina

ALC aún crecerá por encima del 3% en 2012, pero los guarismos serán un poco menos brillantes que los cosechados en los últimos tiempos. Al menos, según la visión de los expertos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que ha hecho pública en Sao Paulo el presidente de la Institución, Luis Alberto Moreno que ha explicado también que, en este caso, los problemas llegan desde el exterior. Moreno ha aguado un tanto la fiesta de los industriales brasileños que celebraban un congreso en la sede de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo, en la que el presidente del BID era uno de los invitados de honor. Ante ese auditorio, el economista ha explicado que el organismo que dirige va a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento para la región este año que, sin embargo, aún mostraran un inusual vigor económico al situarse entre el 3,5% y el 4%. El presidente del BID ha dejado claro, sin embargo, que, el problema, no es estrictamente propio. Gran parte de él proviene del recrudecimiento de la crisis internacional que va a pasar factura a todo el mundo en mayor o menor medida. Sin embargo, eso no significa que la región no tenga retos pendientes. Los hay, y muchos. En especial, aquellos relacionados con desigualdad de rentas que no se han resuelto aún, a pesar de la bonanza económica de los últimos tiempos. Por ese motivo, la inversión en infraestructuras y proyectos de desarrollo aún es vital para la región. Y el BID quiere cumplir el papel que tiene asignado en la construcción del futuro. Este año, la institución, según los datos aportados por su presidente, prestará cerca de 10.200 millones de dólares. Una cantidad que se elevará en los próximos periodos hasta alcanzar un promedio estimado de 12.000 millones durante la próxima década. Todo para reducir, según Luis A. Moreno, la brecha entre pobres y ricos que pone en peligro el crecimiento. El discurso del presidente del BID, quizá no por casualidad, se parece mucho al defendido en los últimos tiempos, por otros compañeros de las cúpulas de organismos prestatarios supranacionales como el que expresó por ejemplo, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, que a fines 2011 realizó sus primeras tomas de contacto con la región. Durante aquella gira, afirmó que era empíricamente demostrable que economías que apuestan por una estrategia de crecimiento inclusivo y distribuyen los beneficios de ese crecimiento entre un mayor número de personas generan modelos más sostenibles. Con una advertencia añadida. Para Lagarde, las potencias de América Latina no deben reaccionar a la crisis con medidas proteccionistas que perjudiquen el comercio internacional. Sólo la reducción de aranceles puede asegurar el crecimiento. (Fuente: BID – 05/03/2012)

Aprueban por votación aumento de capital del BID

Países miembro del Banco Interamericano de Desarrollo aprobaron una resolución autorizando un aumento de US$70.000 millones en su capital ordinario. La votación de la Asamblea de Gobernadores del BID, que concluyó el 31 de enero, se llevó a cabo por medio electrónico durante varios meses para darle tiempo a los países a obtener respaldo de respectivos cuerpos legislativos. La Asamblea de Gobernadores es la máxima autoridad del Banco y está compuesta por autoridades de los gobiernos de los 48 países miembros del BID. “ALC ha logrado grandes avances en los últimos años, pero enfrentan grandes desafíos para satisfacer las expectativas de sus ciudadanos por alcanzar mejores niveles de vida”, dijo el presidente del BID, Luis Alberto Moreno. “Gracias a esta ampliación de capital, estaremos en una mejor posición para ayudar en sus esfuerzos por forjar gobiernos más eficaces, economías más inclusivas, ciudades más habitables y medioambientes más sostenibles”. El aumento general de recursos se hará efectivo una vez los países depositen los instrumentos de suscripción por un total de tres cuartas partes de las acciones de capital ordinario creadas en virtud de este acuerdo. Una vez que esté totalmente implementado, el capital del BID ascenderá a US$171.000 millones, convirtiéndolo en la mayor entidad crediticia de desarrollo regional. La porción pagadera en efectivo de la ampliación de capital ascenderá a US$1.700 millones, con pagos que se efectuarán a lo largo de 5 años. El saldo aumentará el capital exigible, un recurso disponible para que, de ser necesario, BID satisfaga sus obligaciones financieras. El BID nunca ha requerido a sus países miembro que hagan efectivo el capital exigible y durante toda su historia ha mantenido las más altas calificaciones crediticias. Con estos recursos adicionales, el BID estará en condiciones de aprobar anualmente un promedio de alrededor de US$12.000 millones en financiamientos durante el período 2012-2021. Durante el período 2002-2011 aprobó un promedio de unos US$8.000 millones al año (excluyendo préstamos de emergencia). Además, el BID ofrece alrededor de US$700 millones anuales en donaciones. En virtud de acuerdos para el aumento de capital, el BID se esforzará por proporcionar más financiamiento a países pequeños y vulnerables entre sus 26 miembros prestatarios de América Latina y el Caribe, centrándose en prioridades como la reducción de la pobreza, el desarrollo de la infraestructura, el impluso a la integración, la promoción de la energía renovable y la mitigación y adaptación al cambio climático, entre otros. El aumento de capital permitirá que existan mayores recursos disponibles para otorgar préstamos al sector privado. Una serie de reformas llevadas adelante en años recientes han convertido al BID en una institución más orientada al logro de resultados y más ágil en responder a las necesidades y prioridades de sus países miembro. La ampliación de capital más reciente del BID se llevó a cabo durante un período de seis años que finalizó en 1999. (Fuente: BID – 10/02/2012)

BID apoya los esfuerzos para fortalecer los lazos de Asia y América Latina a través de la Alianza Trans-Pacífico

Funcionarios de tres países de América Latina, Canadá y Estados Unidos se reunieron en el Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, D.C. para discutir cómo la pertenencia al tratado de libre comercio Alianza Trans-Pacífico podría ayudar a impulsar el comercio, la inversión y la creación de empleo en el hemisferio mediante la creación de vínculos sólidos entre las dinámicas economías de la región Asia-Pacífico. (BID – 01/02/2012)

“Si la globalización nos ha enseñado algo, es sin duda que los beneficios sólo son válidos si la integración es aceptada, si el sistema de comercio mundial es preservado y fortalecido, y si se persiguen las políticas económicas apropiadas y flexibles”, dijo el presidente del BID Moreno en sus comentarios de apertura del simposio, organizado conjuntamente por el Consejo de las Américas. Tres embajadores de América Latina en los Estados Unidos, Arturo Fermandois de Chile, Harold W. Forsyth del Perú y Arturo Sarukhan de México, participaron en el evento, al que asistieron más de 150 personas de empresas, organizaciones no-gubermentales, y de las comunidades diplomáticas y académicas en Washington. A ellos se unieron Paul Robertson, el Ministro de Asuntos Económicos de la Embajada de Canadá, Francisco Sánchez, Subsecretario de Comercio Internacional en el Departamento de Comercio EEUU, y Antoni Estevadeordal, Gerente de Integración y Comercio del BID.

La Alianza Trans-Pacífico (TPP), conocida como Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica, es un acuerdo multilateral de libre comercio con el fin de reducir barreras arancelarias y no-arancelarias para impulsar comercio e inversión. Se formó originalmente por Chile, Brunei, Nueva Zelanda y Singapur en 2006. Ahora, seis países están negociando su adhesión al grupo: Australia, Malasia, Perú, Japón, Estados Unidos, Vietnam, otros países, incluyendo México, Colombia, Costa Rica, están considerando hacerlo. El subsecretario de Comercio de EEUU, Sánchez dijo que el marco para el acuerdo TPP “representa un logro histórico”, ya que contiene todos los elementos que se consideran deseables para los acuerdos comerciales modernos: Elimina todas las barreras arancelarias y no arancelarias al comercio, un enfoque regional para promover desarrollo de las cadenas de producción y suministro en toda la región, facilita la burocracia reguladora, aborda las preocupaciones de las nuevas industrias, como la tecnología limpia y la economía digital, y es lo suficientemente flexible que puede ser ajustado en el futuro para hacer frente acontecimientos que puedan surgir. Moreno señaló que estos tiempos de desaceleración del crecimiento global, es importante que los países resistan las presiones para erigir barreras proteccionistas, ya que frenarían el ritmo de la recuperación económica. “Los compromisos para una mayor apertura al comercio y la inversión, que han sido hechos por los países miembros de la Alianza Trans-Pacífico son clave para generar unos mayores niveles de confianza que pueden promover un mayor crecimiento”. ALC y Asia son dos regiones que han resistido la crisis económica internacional bastante bien.

América Latina y el Caribe (ALC), han tenido una tasa promedio de 4,3% de crecimiento económico en 2011 y han registrado niveles record de entrada de capital por US$354 mil millones de dólares. Gracias a los precios de las materias primas, las prudentes políticas económicas y programas sociales, el porcentaje de personas en la región que viven en la pobreza siguió bajando, cayendo a cerca de 30,4%. El desempleo urbano también cayo, hasta el 6,9%. La región de Asia-Pacífico es un motor clave del crecimiento económico mundial, representando aproximadamente la mitad de todos los flujos de comercio internacional, lo que lo hace estratégicamente importante para los países de ALC. Si países como México, Canadá, Japón y Corea se convierten en miembros de la Alianza Trans-Pacífico, los flujos de comercio podría aumentar considerablemente y las empresas latinoamericanas se beneficiarían de la posibilidad de integrarse más en las cadenas mundiales de producción de valor, agregó Moreno. El BID, que ha apoyado activamente a los países de ALC, que ingresaron a una variedad de otros tratados de libre comercio “puede actuar como puente de conocimiento entre Asia y las Américas”, cuando las dos regiones buscan profundizar sus lazos económicos. El aumento del comercio con Asia ha reducido la vulnerabilidad de ALC a la desaceleración económica de EEUU y Europa. En 1990, el 60 por ciento del comercio de ALC fue con los EEUU y sólo el 10 por ciento fue a Asia, hoy en día, sólo el 40 por ciento del comercio de ALC es con los EEUU y el 20 por ciento es con Asia.

BID: Aumenta la confianza de los bancos en las PyME de América Latina y el Caribe

Una amplia mayoría de los bancos de América Latina y el Caribe considera a las pequeñas y medianas empresas como parte estratégica de su negocio y planea aumentar su cartera de créditos a este sector en los próximos dos años, según una encuesta del BID y la Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN). De 109 entidades financieras sondeadas en la región, 73 por ciento prevé un aumento de la cartera de PyME respecto a la cartera total y 83 por ciento considera que la situación económica de estos clientes mejorará en los próximos dos años. Los principales motivos para otorgar créditos a las PyME son la mayor rentabilidad y la diversificación del riesgo en un segmento que experimenta una mejora económica. Otros factores importantes son el interés en el desarrollo del país y la tendencia a una mayor especialización bancaria en el sector. (Fuente: BID – 15/11/2011)

El estudio muestra que el BID se mantiene como el organismo de financiamiento multilateral más importante para los bancos de la región que buscan ampliar su cartera PyME. El objetivo fundamental de la encuesta es conocer las perspectivas del financiamiento para las PyME por parte de las entidades bancarias de la región y comparar los resultados con los de encuestas anteriores. Participaron en esta oportunidad 58 bancos de América del Sur, 46 bancos de América Central y del Caribe y cinco de México. La encuesta apunta un aumento de la confianza en PyME como negocio estratégico para los bancos en la región: 89% de los encuestados cuenta con una política activa de financiamiento a este sector, un aumento de 13 puntos porcentuales en comparación con la encuesta hecha en 2008 y de 20 puntos porcentuales en relación a los resultados de 2004.

La encuesta constata que los bancos realizan principalmente préstamos para capital de trabajo de las PyME. En términos relativos, es interesante observar que los bancos grandes tienen una mayor oferta de productos de leasing (arrendamiento financiero) que los pequeños. Sin embargo, estos últimos tienen un mayor porcentaje de créditos por factoring (descuento de facturas a cobrar) que las entidades grandes. De la encuesta se desprende que la mayoría de los bancos, en el momento de conceder o negar un crédito a una PyME, toman en cuenta los estados financieros de la empresa, la gestión y el patrimonio del empresario, pero no el sector de negocio del cliente. Por lo general, las entidades bancarias utilizan un promedio de dos acciones diferentes para promover el crédito PyME: el contacto directo con el cliente sigue siendo la acción más importante. Los bancos de América del Sur basan su fondeo mayoritariamente en el capital propio mientras que los bancos de América Central y del Caribe se mantienen como los más beneficiados por líneas de crédito del exterior y de organismos financieros internacionales. La encuesta fue elaborada por la consultora argentina D’Alessio y contó con la participación de las siguientes ventanillas del sector privado del Grupo BID: el Fondo Multilateral de Inversiones, el programa beyondBanking del Departamento de Financiamiento Estructurado y Corporativo y la Corporación Interamericana de Inversiones (CII).