América Latina y Rio+20: a más crecimiento verde, más prosperidad

Es difícil imaginar a América Latina sin verde. Desde sus vastas extensiones amazónicas y campos de trigo y soja, hasta sus reservas de cobre y oro, todas las tonalidades del verde forman parte del paisaje, tanto geográfica como económicamente. Por duro y apocalíptico que suene, muchos expertos ya temen que los vastos recursos naturales de la región se estén agotando como resultado del crecimiento sin freno, del tipo que ha hecho de ALC una historia de éxito económico en los últimos años. Poco antes de Río+20, un nuevo informe sugiere que la región se enfrenta a una difícil batalla a la hora de sostener en el tiempo dicha tasa de crecimiento en caso de no adoptar políticas verdes e inclusivas, abierta y generalizadamente. Una serie de políticas capaces de proporcionar servicios asequibles a todas las comunidades y segmentos de la sociedad. América Latina tiene la mayor proporción de su población viviendo en áreas urbanas, más del 80%, y la tasa de motorización de más rápido crecimiento en el mundo, ambas fuentes potenciales de degradación ambiental si no se controlan. La concentración urbana es un desafío particularmente grande en tanto el 60% PIB regional deriva de las 200 ciudades más grandes de América Latina, esto quiere decir que cualquier cambio en este sutil equilibrio podría afectar las economías regionales, según el informe “Crecimiento verde e inclusivo en América Latina y Caribe”. A pesar de estos desafíos, la región parece estar bien ubicada a la hora de mejorar su compromiso con el medio ambiente. En muchos aspectos, América Latina ha servido como un laboratorio regional para algunas de las prácticas innovadoras de la ecología. Por ejemplo, agricultores del sur de México reciben un ingreso por proteger los bosques: cada árbol que planten o dejen de talar se transforma en dinero para sus bolsillos, una práctica que está siendo imitada en todo el país. Algunos países centroamericanos han contratado pólizas de seguro contra riesgo de catástrofes naturales, permitiéndoles acceder a líneas de crédito contingentes para compensar pérdidas relacionadas a los desastres naturales. América Latina ha avanzado en muchos aspectos relevantes. En términos de energía, los planes de ampliación de la región contemplan a la hidroelectricidad y al gas natural como fuentes cruciales, proporcionando hasta el 50% y 30% de la capacidad en los próximos 20 años. Además, la región podría reducir su consumo de electricidad en un 10% en la próxima década en caso adoptar tecnologías de eficiencia energética de amplia disponibilidad. Dicha reducción les ahorraría a los países US$36 mil millones en inversiones que de otra manera tendría que hacer para ampliar su capacidad de generación eléctrica. Otro hito importante sería alcanzar una prestación casi universal de agua potable y saneamiento. Actualmente, más del 85% de la población urbana de la región está conectada al sistema de agua potable, mientras que la recolección de residuos oscila entorno a 93%. Si bien la expansión agrícola, las actividades extractivas y la urbanización han incrementado la deforestación, muchos países han establecido áreas protegidas, éstas cubren más del 10% territorio regional, alrededor del doble del territorio que hace 20 años. Estos son solo algunos ejemplos de las múltiples maneras en que la región ha estado a la altura de su propio medio ambiente. Ahora, el desafío es transformar estas innovaciones inconexas en políticas e inversiones de carácter holístico (…..)

Link: http://go.worldbank.org/KGNCAT57R0

Anuncios

Connected to Compete? Not as Much as We Could Be

Trade logistics, or capacity of countries and companies to ship goods to international markets, is a key ingredient for economic competitiveness, growth, and poverty reduction. Poor logistics performance creates a deadweight loss for producers and consumers alike, and results in a net waste of resources. Improved trade logistics, on the other hand, would give a welcome boost to the economy at a time of fragile recovery from the global recession. Unfortunately, reality has not bared this out. The World Bank’s latest survey on trade logistics released today, “Connecting to Compete 2012: Trade Logistics in the Global Economy”, shows that a gap between the performance of rich and poor countries continues. And not only that, convergence trend experienced between 2007 and 2010 slowed down over the last two years as global recession and the European debt crisis shifted attention away from logistics reform. With Singapore as top performer among 155 economies included in the Logistics Performance Indicators, which are part of report, high income economies dominate top rankings. The worst logistics performers are the poorest ones. Nevertheless, there were many countries that increased their ability to ship goods, both developed and developing, like Chile, China, India, Morocco, South Africa, and Turkey. For its part as well, the U.S. managed to improve its ranking from 15th in 2010 to 9th this year. In fact, our study, based on a comprehensive world survey of international freight forwarders and express carriers, shows how logistics performance is not simply determined by level of per capita income but by the right policies, as many countries across different income groups have done better than their peers. South Africa and China, for instance, have above average performance compared to countries in the same income category level. But so have very poor ones like Benin, Malawi and Madagascar. Given the tough economic times we live in, improving trade logistics should be everybody’s business. Logistics are needed for the economy and the population to flourish, even to survive. For instance, transport and logistics directly affect the price and local availability of food. In developing countries, particularly in landlocked and poor ones, transport and logistics account for 20-60% of delivered food prices. They make up 48% of cost of U.S. corn imported by Nicaragua, and 40% of the cost of U.S. wheat imported from Honduras. So at a time of high food prices, it would be in everyone’s interest to improve trade logistics. More competitive products would also be the result of reducing the time and costs of shipping goods. The time cargo spends within ports in Sub-Saharan Africa, for instance, is more than two weeks on average, compared to under a week in large ports in Asia, Europe and Latin America, as shown in “Why Cargo Dwell Time Matters in Trade,” the latest of the Economic Premise note series. Decreasing dwell times and improving logistics as a whole, though, is easier said than done. It is not only a question of increasing investment in infrastructure, but also of undertaking a series of reforms that address the “software,” such as border agencies and the often present collusion of interests between port authorities, private operators, shippers. The benefits of taking them to task, though, far outnumber the complications. (Otaviano Canuto – Roubini Global Economics – 17/05/2012)

Link: http://www.economonitor.com/blog/2012/05/connected-to-compete-not-as-much-as-we-could-be/

La Renovación Industrial es clave para la competitividad y el desarrollo de las economías de ALC

El escalamiento o la renovación industrial, así como la diversificación productiva, son esenciales para mantener la competitividad de economías y fomentar crecimiento y desarrollo de ALC, coincidieron funcionarios de CEPAL y del Banco Mundial en Santiago, Chile. El Vicepresidente Senior y Economista Jefe Banco Mundial, Justin Yifu Lin, dictó hoy en la sede de esta comisión regional de las Naciones Unidas una conferencia titulada “China’s Rise and Leaving the Middle-Income Trap in Latin America and Caribbean Countries”. Fue recibido por Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto CEPAL. Ambos personeros destacaron la importancia de nociones como cambio estructural y progreso técnico para explicar las diferencias de productividad entre países y sectores. (Fuente: CEPAL – 15/05/2012)

En sus palabras de bienvenida, Antonio Prado indicó coincidencias que existen entre el pensamiento intelectual de la CEPAL y las propuestas del Vicepresidente del Banco Mundial en su libro New Structural Economics, entre ellas la necesidad de una mayor regulación e intervención estatal en las economías y la identificación de la inserción internacional siguiendo el principio de ventajas comparativas. “La CEPAL insistió en una estrategia cuyo eje era una inserción internacional dinámica, con base en el progreso técnico, con productividad, empleo, salarios reales crecientes en economías abiertas. La tradición Cepalina no veía la diversificación como una enemiga del comercio internacional, sino como un sendero para lograr una inserción más dinámica a partir del comercio intra-industrial. La experiencia asiática avanzó precisamente en esa dirección, la diversificación para lograr un peso creciente en el comercio mundial”. En un proceso de crecimiento virtuoso, productividad y empleo crecen al unísono sin que el crecimiento genere presiones insostenibles sobre el sector externo, agregó el Secretario Ejecutivo Adjunto CEPAL. “Se ha configurado así en la región un modelo de desarrollo en el que ningún país ha conseguido combinar, en el largo plazo, fuerte crecimiento del empleo con aumento de la productividad”. “En el centro de la nueva estrategia propuesta por los neoestructuralistas y por la CEPAL se encuentra la acción del Estado. La cuestión ya no es tener más Estado o más mercado, sino optar por un mejor Estado y un mercado más eficaz y equitativo”. En su exposición, Justin Yifu Lin detalló las razones por las cuales los países de América Latina se encuentran insertos en una trampa de ingresos medios, que se genera principalmente por su imposibilidad de continuar con el proceso de renovación y de diversificación industrial. El Economista Jefe Banco Mundial enumeró oportunidades y desafíos que genera para ALC el surgimiento económico de China, país que probablemente mantendrá un crecimiento de 8% durante los próximos 20 años, según sus cálculos. “Para evitar una mayor desindustrialización producto de presiones competitivas del surgimiento de China, ampliar la base para el crecimiento económico y crear las condiciones para una mayor reducción del desempleo y la pobreza, mejorar las inequidades en el ingreso, la prioridad de países de América Latina debe ser la renovación industrial y diversificación”. Lin expuso además detalles de su propuesta sobre “nuevo estructuralismo económico”, que se base en el desarrollo de industrias a partir de la actualización de la estructura de dotación de recursos de un país y que permita sostener la renovación industrial, el crecimiento de los ingresos y la reducción de la pobreza. “Una política industrial proactiva, enfocada a sectores específicos, tal como lo sugiere este ‘nuevo estructuralismo económico’, que ya ha sido aplicado en algunos países del este de Asia, podría facilitar la necesaria renovación industrial”, sentenció Yifu Lin.

Banco BRICS reemplazará al Banco Mundial, afirma diplomático brasilero

El banco que será creado por grupo BRICS reemplazará al BM en el financiamiento de emprendimientos en los países en desarrollo, según señaló un alto diplomático brasileño. El Banco de los BRICS, contará con una cartera de crédito de 80.000 millones de dólares y “ocupará el espacio dejado por el Banco Mundial, afectado por la crisis”, publicó hoy el diario Valor Económico, con base en declaraciones del embajador Carlos Márcio Cozendey. Los 5 presidentes del grupo BRICS acordaron avanzar en estudios de factibilidad para la creación del banco durante la cumbre celebrada este año en Nueva Delhi. A pesar de los acuerdos logrados en ese encuentro el grupo no llegó a un entendimiento para presentar un candidato único a presidente del Banco Mundial, el mes pasado, lo cual demuestra que las divergencias internas son importantes. El diplomático Cozendey comentó que China, que debe ser el país que realizará mayor aporte de capital, aspira tener la presidencia del banco de los emergentes, pero que los 5 países contarán con cuotas de poder similares, a diferencia de lo que ocurre en el BM y FMI, donde los países en desarrollo demandan más espacio. A pesar de desacuerdos existentes dentro del BRICS, para varios diplomáticos de Brasil, el país obtiene ventajas al ser miembro del organismo. “Tal vez todavía no se sepa a ciencia cierta si es bueno estar, pero lo que sabemos es que estar fuera del grupo” sería peor, dijo la embajadora Maria Edileuza Fontenle, subsecretaria de Asuntos Políticos, Cancillería brasileña. (Agencia ANSA – 08/05/2012)

La elección equivocada del Banco Mundial

La selección del candidato americano, Jim Yong Kim, como Presidente del Banco Mundial, en lugar de la ministra de Hacienda de Nigeria, Ngozi Okonjo-Iweala, abrumadoramente considerada una candidata superior, es imposible de justificar, pero fácil de explicar. Indica graves peligros para la inacabada tarea del desarrollo. El proceso de selección adoleció de varias injusticias y falta de transparencia que socavaron la afirmación contraria de los Estados Unidos. De hecho, esas afirmaciones eran idénticas a las obscuridades lingüísticas que predominan en el debate público americano: así como se llamó “pacificación” a bombardeos en masa durante la guerra de Vietnam, hoy se llama “extranjeros indocumentados” a los inmigrantes ilegales. (Jagdish Bhagwati – Project Syndicate / Prodavinci – 06/05/2012)

Así, el rodillo de la máquina de propaganda americana en pro de Kim, quien viajó a muchas capitales de todo el mundo con el apoyo del Tesoro de los EE.UU. y promesas de liberalidad americana, seguro que sesgó el voto contra Okonjo-Iweala. Al fin y al cabo, el BM es una entidad donante, por lo que posibles prestatarios como la India y México, que deberían haber votado por Okonjo-Iweala, actuaron con prudencia y votaron, en cambio, por Kim. El capital humano de aquélla nada pudo frente al capital financiero de éste. En una contienda verdaderamente abierta y basada en los méritos, las deliberaciones de la Junta Ejecutiva, compuesta de veinticinco miembros, habrían ido precedidas de debates entre candidatos. Sospecho que Okonjo-Iweala, con su enorme competencia y renombrado ingenio, habría vencido a Kim. Además, el mundo habría visto por qué tantos la apoyábamos. Una vez más, no se debe subestimar la influencia mundial de los poderosos medios de comunicación liberales de EE.UU. Mientras que The Economist respaldó a Okonjo-Iweala, el New York Times apoyó a Kim. Éste es año electoral en los EE.UU.: si el Presidente Obama hubiera seleccionado a una farola, al “periódico de referencia” de los Estados Unidos le habría parecido que presentaba credenciales excelentes. Además, así como la candidatura de Ralph Nader (y el Tribunal Supremo de los EE.UU) impidieron a Al Gore derrotar a George W. Bush en 2000, hemos de reconocer que la de José Antonio Ocampo, ex ministro de Hacienda de Colombia, respaldado por el Brasil, socavó la de Okonjo-Iweala e hizo parecer a ésta una “candidata africana” regional, mientras que Ocampo era el candidato “latinoamericano”. El Brasil debería haberse unido, en cambio, a la India, México y Sudáfrica para preparar un apoyo unitario a Okonjo-Iweala. Cuando Brasil sí se orientó en esa dirección, era demasiado tarde para influir en el resultado.

Ahora no podemos por menos pensar que la elección de Yong Kim podría resultar desastrosa para la causa del desarrollo. Su diatriba de 2000 contra las reformas liberales que han transformado a países como la India y China en motores del crecimiento mundial, han reducido la pobreza y han beneficiado a grupos marginados muestra que carecía de buen juicio en relación con cuestiones fundamentales. Nadie recuerda expresión de disculpa alguna por su parte, lo que indica que persiste en semejante locura…y utilizaría la condicionalidad para retroceder en el tiempo a una época anterior a los decenios de progreso habidos en la economía del desarrollo. Pero lo que temo es que Kim sea un desastre incluso en los asuntos relativos a la atención de salud, sector en que se ha granjeado un merecido reconocimiento por su labor en materia de SIDA, paludismo, tuberculosis. Gracias al crecimiento económico resultante de las reformas que denunció, países como la India y el Brasil ahora tienen ingresos mayores para gastar en atención de salud para los pobres, entre otros bienes públicos. A consecuencia de ello, las cuestiones relativas a la salud pública que Kim afrontará en el Banco Mundial son muy diferentes de las “grandes” enfermedades de las que se ocupó en el pasado. La India, por ejemplo, está esforzándose por equilibrar las prestaciones públicas y privadas de asistencia médica para problemas de salud cotidianos y abordar cuestiones de formación y disponibilidad médicas (es decir, ¿debería India tener “médicos descalzos” o debería fijarse el objetivo de contar con facultativos plenamente aptos?). ¿Podrá Jim Yong Kim ejercer la dirección en esas y otras cuestiones respecto de las cuales carece de experiencia? Podemos temernos lo peor.

Brasil dice que BRICS apoyarán un candidato común a la presidencia del Banco Mundial

Brasil, Rusia, India y China, que integran el foro conocido como BRICS y son las mayores economías emergentes del mundo, negociarán hasta hoy lunes su apoyo a un candidato común a la presidencia del Banco Mundial (BM), informó el ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega. “Brasil está conversando con los demás miembros del BRICS sobre el apoyo conjunto a un candidato. Vamos a adoptar una posición conjunta sobre la elección del presidente del Banco Mundial”, dijo Mantega en declaraciones que concedió a periodistas. El ministro brasileño dijo que conversaría por teléfono con su homólogo de India y que también lo haría con los de China y Rusia antes del lunes, cuando será la elección del nuevo presidente del Banco Mundial. “Ninguno de los cuatro tiene una posición definida aún. Estamos conversando y vamos a tomar una posición conjunta”. Mantega no hizo referencia a Sudáfrica, el quinto integrante del foro BRICS y que ya anunció su respaldo a la candidatura de la exministra de Finanzas de Nigeria, Ngozi Okonjo-Iweala. Además de la nigeriana, los candidatos son el surcoreano Jim Yong Kim, que tiene apoyo de Estados Unidos, país al que emigró con sus padres cuando tenía 5 años, y el exministro de Hacienda y de Agricultura de Colombia, José Antonio Ocampo. “Los BRICS queremos un candidato que tenga la suficiente calificación técnica para ser presidente del Banco Mundial y que atienda los intereses de los emergentes porque el Banco Mundial no es para apoyar a países ricos sino a los pobres”, aseguró Mantega. El ministro dijo que los BRICS apoyarán al candidato que se comprometa a adoptar reformas que le den más peso a la participación de los emergentes en el organismo multilateral. “Las reformas de la actual gestión fueron pifias. Fueron insuficientes. Queremos un candidato que nos de oportunidad de mayor participación en administración del Banco Mundial, que hoy es pequeña. Los emergentes tienen pocos directores, pocos vicepresidentes y los BRICS queremos una participación mayor”. Mantega, que la semana pasada se reunió con Kim y esta semana con Ocampo, dijo que Brasil aún no tiene una posición definida. Sobre Ocampo, dijo que lo considera un “excelente candidato” y con las calificaciones técnicas necesarias. “Es un candidato muy bueno. Ya fue ministro de Economía de Colombia, fue de la CEPAL y la ONU. Lo conozco hace mucho tiempo. Tiene las calificaciones técnicas. Es un excelente candidato”. (Fuente: Infolatam – 16/04/2012)

Banker, Tailor, Soldier, Spy

President Obama recently nominated Jim Yong Kim, the president of Dartmouth, to be next president of World Bank, a privilege accorded to United States since the bank’s founding in 1946. A European, in turn, gets to run the International Monetary Fund. In the wake of World War II, such a divvying up of the top spots among the great powers was inevitable. But how did United States, the primary founder and financer of the two institutions, wind up taking the helm of the World Bank, and not the I.M.F., which was of vastly greater importance to its government? (source: by Benn Steil – NYTimes – 08/04/2012)

In fact, that was the original goal of Harry Dexter White, the Treasury Department’s key representative at the Bretton Woods conference of July 1944, where the two institutions were created. The I.M.F. was central to White’s vision of a postwar global financial architecture dominated by the American dollar. White relegated the British delegation head, John Maynard Keynes, to the commission creating the World Bank specifically to keep him away from main event: creating IMF. White so masterfully, outmaneuvered the British, they wound up signing on to a dollar-centric design for the fund, one they thought they had already blocked.

Then, on Jan. 23, 1946, Harry S. Truman nominated White to be first American executive director of the I.M.F. (such directors representing the major member countries). Truman was also widely expected to nominate White for the fund’s top post of managing director. But trouble soon arose in the form of J. Edgar Hoover, F.B.I. director. White had been under surveillance for two months, suspected of being a Soviet spy. Hoover prepared a report for the president, based on information provided by 30 sources, including the confessed spy Elizabeth Bentley, asserting that White was “a valuable adjunct to an underground Soviet espionage organization,” who was placing individuals of high regard to Soviet intelligence inside the government. If word of his activities became public, Hoover stressed, it could jeopardize the survival of the fund. Oblivious, the Senate Committee on Banking and Currency approved White’s nomination on Feb. 5, the day after Hoover’s report was delivered. Secretary of State James F. Byrnes, having read the report, wanted Truman to withdraw the nomination; Treasury Secretary Fred M. Vinson wanted White out of government entirely. Truman, who did not trust Hoover but who knew he had a major political problem on his hands, decided to quarantine White as the American I.M.F. executive director, a huge step down from managing director. Nominating another American to sit above White, however, would have raised red flags. Why was the fund’s chief architect being passed over? It was a question the White House wished to avoid.

On March 5, Vinson met with Keynes, now British governor of both I.M.F. and World Bank. He said Truman had decided not to put White’s name forward for the I.M.F. top job, despite his being “ideally suited” for it. The United States would, instead, back an American for the World Bank. Keynes was shocked. Washington got its way, of course, and a Belgian, Camille Gutt, became the first head of the I.M.F., while an American, Eugene Meyer, became the first head of the World Bank. Though the United States was clearly in a powerful enough position to claim the I.M.F. job after Gutt’s departure in 1951, fund was for the moment effectively moribund, its role supplanted by the Marshall Plan, and United States was content keeping the World Bank post. As for White, he resigned from the I.M.F. in 1947. The next summer Bentley and Whittaker Chambers accused him of spying for the Soviets, a charge he denied before the House Un-American Activities Committee on Aug. 13. He died of a heart attack three days later. Following Alger Hiss’s perjury conviction in 1950, Representative Richard M. Nixon revealed a handwritten memo of White’s given to him by Chambers, apparently showing that White had passed classified information for transmission to the Soviets. Yet his guilt would only be firmly established after publication of Soviet intelligence cables in the late 1990s. Instead of treating the World Bank presidency as a sacred American birthright, we should remember that it was never more than a consolation prize for an administration trying to dodge a spy scandal.