El otro “Mare Nostrum”

Oceano PacíficoLa gira americana del presidente Xi Jinping, 6 meses después de llegar al cargo, muestra la clara voluntad de China no solo de afianzar relaciones con América Latina, sino imprimirles un nuevo giro. La acuciante necesidad de materias primas, hidrocarburos, minerales, alimentos, ha convertido al gigante asiático en principal socio de muchos países del continente. Pero Pekín también es consciente de la inquietud que genera el enorme déficit comercial provocado por sus exportaciones. De ahí que, en sus reuniones con los mandatarios del Caribe anglófono, Costa Rica, muy especialmente, México, Xi no solo hable de petróleo, sino inversiones productivas y desarrollo de infraestructuras y tecnología. El viaje del presidente chino, que culmina el 7 y 8 de junio en California, con una entrevista con Barack Obama, forma parte de tupidas redes que se están tejiendo alrededor del Pacífico, convertido en el “Mare Nostrum” del siglo XXI. En este escenario hay que insertar también la reciente cumbre, en Cali, de la Alianza del Pacífico, formada por México, Chile, Perú y Colombia, país por cierto, que acaba de ser invitado a ingresar en la OCDE. La Alianza de las cuatro economías más pujantes de América Latina es el acuerdo de integración más prometedor de cuantos se han impulsado en la región. Alejado de acostumbrada retórica hueca, la Alianza del Pacífico parte de bases comunes, democracia, libertad económica, seguridad jurídica, y objetivos concretos: la libre circulación de bienes, capitales y personas y expansión global. A su puerta tocan ya Costa Rica, Guatemala, Panamá, Uruguay. Con una efervescencia que opaca al proteccionista Mercosur y al moribundo Pacto Andino, los miembros de la Alianza afinan las estrategias conjuntas para desembarcar en el mercado asiático a través de otra de las grandes redes regionales, Acuerdo de Asociación Transpacífico que impulsa Estados Unidos. La presencia de España en la cumbre de Cali ha sido, sin duda, buena iniciativa para afianzar puentes con esos espacios emergentes. Ese vigor contrasta con el renqueante acuerdo transatlántico entre Estados Unidos y la UE, lastrado por la crisis y recelos. Las alianzas comerciales entre Asia y América Latina están cambiando el mapa económico del mundo. La hegemonía bascula ya hacia el Pacífico. (Fuente: Editorial – El País.com – 03/06/2013)

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: