Un Nuevo Ciclo Político Europeo

1914 - 2014(…..) 2014 es un año clave. Es el fin de un ciclo político y debiera ser el comienzo de otro. Habrá un nuevo Gobierno alemán, se votará para elegir nuevo Parlamento Europeo y a fines de ese año tendremos una nueva Comisión. Es ahí donde debemos poner todos nuestros esfuerzos, empezar a movilizar desde ya a los ciudadanos, a nivel nacional como europeo. El resultado de elecciones europeas puede plantear una enorme paradoja. Justo cuando más poder tiene Parlamento Europeo, como consecuencia del Tratado de Lisboa, más grande es el riesgo que se condene a la irrelevancia. Si como resultado de las elecciones se configura Parlamento fragmentado, reflejo del estado de ánimo de las sociedades en los Estados miembros, además de poco representativo por baja participación electoral; la parálisis, la desafección y la inoperancia están garantizadas. Todas las soluciones deben pasar necesariamente por Europa. Así pues, no hay que tener miedo a ceder soberanía para llegar a la unión política mediante el proceso de creación de un sentimiento ciudadano. Debemos aprovechar este nuevo ciclo político para corregir diseño institucional europeo, dotarlo de una mayor legitimidad democrática, responder con más integración al euroescepticismo y al intergubernamentalismo. Frente a ambos, es importante recuperar el eje París-Berlín como motor del método comunitario. Necesitamos presupuesto europeo que sea suficiente para responder las expectativas, estar a la altura de retos que tenemos por delante. Resolver estas cuestiones es tan importante como resolver los problemas económicos. Por eso creo que es la hora de recuperar la política como acción transformadora. Las instituciones se legitiman por su acción eficaz, la Unión Europea (UE) debe volver al lugar que le corresponde, para defender los intereses comunes frente a los intereses nacionales. El Parlamento Europeo (PE) debe ejercer el poder que le corresponde, ser el lugar donde la ciudadanía se sienta representada. Kemal Dervis, vicepresidente de Brookings Institution, lo ha expresado recientemente: “Si se permite que los tecnócratas determinen las políticas a largo plazo y establezcan objetivos que no pueden ser controlados por mayorías democráticas, la democracia en sí misma está en serio peligro”. 2014 se cumplen 100 años del comienzo de la I Guerra Mundial. Desde entonces hasta hoy, Europa ha pasado por lo peor y por lo mejor de su historia. No olvidemos la enorme carga simbólica que tiene esta fecha para entender lo mucho que hemos cambiado. La Unión Europea es uno de los grandes hitos políticos de la humanidad. Por eso, para salir de la dificilísima situación que nos encontramos, este momento requiere lo mejor de todos los europeos para trabajar con la convicción que nuestro futuro está inexorablemente ligado a una Unión más fuerte, más integrada y más capaz.

Link: http://elpais.com/elpais/2013/05/23/opinion/1369321828_595718.html

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: