Al sur de Río Grande y Cayo Hueso

Joaquín RoySi dependiera de bien disimulados deseos de inamovibles intereses de los Estados Unidos, ALC podría perfectamente salir del radar de la atención del todavía poder hegemónico del hemisferio occidental. El interés norteamericano por sus vecinos se está debilitando por combinación de factores, cada uno de ellos repleto de argumentos convincentes. Uno es la fascinación por el Pacífico. El otro es el proyectado acuerdo de libre comercio con la Unión Europea. A pesar de ese diagnóstico, Obama encara una visita a Latinoamérica, un escenario infrecuente en sus periplos internacionales. Centrará su atención en el aliado natural, México, se reunirá en Costa Rica con líderes de Centroamérica. El presidente mexicano Peña Nieto, identificado como uno de los cien líderes más influyentes del mundo por la revista Time, disfruta de un especial respeto (a pesar de sus problemas internos), antaño ausente por las contradicciones en su formación histórica, el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Aunque se anuncia una reducción de la ayuda destinada a sectores políticos, se planea el aumento en las áreas comerciales. Se primaría, por lo tanto, el refuerzo de NAFTA, el único acuerdo comercial que ha sido un éxito razonable de la política de Washington desde que al final Guerra Fría George H. Bush y Salinas de Gortari forjaran alianza que entonces pareció insólita, llena de riesgos. La presidenta costarricense Laura Chinchilla, heredera del respeto bien ganado por su distinguido predecesor O. Arias, encaja perfectamente en el retrato de buenas amistades que le convienen a Washington. Guatemala apenas consigue despojarse del pasado militarista y represor, perennemente pendiente de su complejidad multiétnica. Honduras todavía no se ha recuperado de efectos de la deposición sumaria de Celaya. Nicaragua del Partido Sandinista de Daniel Ortega, reciclado aliado ALBA, es un potencial campo de minas para reposados acuerdos. El Salvador todavía está inmaduro tras el ascenso al poder de la coalición liderada por los antiguos guerrilleros del FMLN de Mauricio Funes. La dictadura de las maras e inamovible estructura oligárquica imposibilitan su progreso, dependiente remesas de la emigración. Panamá siempre será el socio seguro, debe evitar ser calificado como un lector fiel del guión washingtoniano. La puesta en marcha de las nuevas esclusas del canal marcará una época, que no conviene hacer peligrar. En suma, el istmo centroamericano y México son el teatro idóneo de la nueva fase de la política de apoyo de los Estados Unidos. Si en el país azteca la prioridad va a ser la economía, en Centroamérica el aumento de los favores de Washington tienen como foco de la lucha contra el narcotráfico y sus secuelas. Esta es la fuente de buena parte de los graves problemas de gobernabilidad, la criminalidad desbocada y la latente sombra de estados fallidos. En el resto del continente el terreno de actuación de Estados Unidos está hoy dividido entre dos clases de países. Un bando está compuesto por los que mantienen un sólido ligamen con Washington, reforzado con los acuerdos comerciales e implícitos pactos políticos. Los otros son los socios de una alianza explícitamente opositora y algunos de actitud ambigua. En suma, el panorama ideológico presentaría amplia gama de opciones, dominadas en un extremo por una mayoría de los etiquetados como populistas. En el otro bando estarían los confiables para los intereses estadounidenses (…..)

Link: http://blogs.elpais.com/atlantis/2013/04/al-sur-de-r%C3%ADo-grande-y-cayo-hueso.html

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: