Malvinas: leer la realidad

Islas MalvinasUna diplomacia eficaz debe interpretar mensajes que el sistema internacional le transmite y adaptarlos a sus posibilidades para poder impulsar sus intereses de manera sustentable. Encerrarse y especular políticamente con posiciones “principistas” debilita los propios argumentos y, al distanciarse de la realidad, lleva al fracaso las causas más justas. Los documentos recientemente desclasificados del Foreign Office sobre el conflicto en las Islas Malvinas brindan el trágico ejemplo de una diplomacia alejada de la realidad que, representando a un gobierno de facto, arrogante y ciego, llevó a los dos países históricamente amigos a la guerra, destruyendo lo alcanzado en años de laboriosas negociaciones para resolver disputa soberanía. Esas negociaciones auguraban una solución satisfactoria para ambas partes, reflejando la realidad internacional del momento, mostraban al Reino Unido más contemporizador y a los EEUU dispuesto a ayudar diplomáticamente, cosa que hizo incluso durante el desarrollo de la guerra. Ese apoyo de EEUU a la Argentina se mantuvo constante desde el fin del conflicto armado hasta el presente. Salvando las abismales distancias de fondo y forma que nos separan de aquellas trágicas experiencias, hoy también el sistema internacional nos ofrece indicios cuya correcta lectura nos permitirá reaccionar con justeza, sin sobreactuar, sobre todo, sin reincidir en la trampa de la impaciencia que es la peor enemiga de la eficacia. En efecto, periódicamente Reino Unido destaca en las Naciones Unidas que los territorios bajo su administración, lo que incluye Islas Malvinas, gozan de un grado de autogobierno que hace innecesaria la participación de la Organización. Si bien estas sus manifestaciones son rebatibles y aisladamente no deberían preocupar, unidas al referéndum en las Islas, las declaraciones de Ban Ki-moon en sentido de que “las personas en ciertas condiciones deben poder tener alguna capacidad para decidir sobre su futuro”, a la visita de Hillary Clinton a Kosovo y su mensaje a Serbia y al reciente enfriamiento del respaldo de EEUU a la Argentina, constituyen cuatro señales que en modo alguno deberíamos soslayar. De todos esos factores, el referéndum es el que más impacta. Sin embargo los isleños han estado manifestándose hacia una gradual autonomía desde fin de la guerra hasta nuestros días. Expresaron puntos de vista periódicamente. Cuando el Reino Unido propuso el “retro arriendo” a la Argentina en 1977, por ejemplo, y en cada uno de los acuerdos provisorios suscriptos desde restablecimiento de relaciones diplomáticas en 1989, hasta renuncia del presidente De la Rúa. No parece haber mucho de nuevo. Por otra parte, los términos de la consulta son amplios y dejan opciones abiertas. Volver a un clima de asociación con la Argentina no está descartado. No es entonces la “formalidad” de la consulta lo que podría preocupar sino que hagamos una vez más mal las cosas y otorguemos al referéndum y a su eventual resultado una entidad que a nadie le conviene. Este, en sí mismo, no afecta a las resoluciones de Naciones Unidas ahora vigentes aunque, debemos recordar, no todo el derecho internacional está contenido en la Carta y en las resoluciones adoptadas en su contexto. Lo que haría falta por nuestro lado son acciones imaginativas, transgresoras, como retomar activamente la presencia argentina en el área disputada y no eludir contactos oficiosos con los isleños ya que, lo que ellos respondan puede afectar seriamente la estabilidad en el cono sur y postergar posibilidades de cooperación, necesarias para todos, insoslayables a mediano plazo. Negarse a que isleños estén presentes en la delegación británica es un contraproducente paso atrás que, además, implica cercenar la soberanía de nuestra contraparte. Lo que debería inquietar realmente es la distancia puesta ahora por Estados Unidos (…..)

Link: http://opinion.infobae.com/fernando-petrella/2013/02/17/malvinas-leer-la-realidad/

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: