Locomotora gripada

ACHTUNG ANGIELa economía alemana empieza a sufrir las consecuencias de las terapias administradas a los demás socios de la eurozona por su propio Gobierno. En el último trimestre del año pasado su ritmo de crecimiento se contrajo un 0,5% en relación con el anterior; PIB creció 0,7% en el conjunto de 2012, tras hacerlo los 2 años previos a ritmos no inferiores al 3%. La inversión empresarial también ha sufrido significativa desaceleración. Todo ello a pesar del buen comportamiento sector exterior: las exportaciones han crecido en el pasado año 4,1%, frente a un aumento importaciones del 2,3%. Con todo, estimaciones oficiales de crecimiento en 2013 han sido revisadas al 0,4%, desde el 1% anterior. No podía ser de otra forma. Aunque la economía alemana es de las más competitivas del mundo y ha conseguido defender su cuota de mercado en las exportaciones globales, ampliando incluso el grado de diversificación de sus mercados de destino, la recesión que sufren algunas de las más importantes economías de la eurozona ha hecho mella en su crecimiento. Empresas alemanas ven debilitadas sus ventas y estados de ánimo de las familias empiezan a no ser distintos de los dominantes en la eurozona. Inversión se ha reducido y el gasto en consumo está marcado por la atonía, consecuentemente, las demás economías del área monetaria sufren dificultades adicionales para mantener exportaciones a la principal economía europea. Es el caso de España, sin ir más lejos. Empeño en consolidación a ultranza como única terapia frente a una crisis de demanda agregada no podía deparar otro resultado. La evidencia es contundente: la imposición de objetivos excesivamente ambiciosos reducción déficit público, en un contexto contracción muy significativa PIB y con el problema añadido de ausencia de crédito en varias economías, no hace sino pronunciar aún más debilidad de la actividad, sin que se reduzcan los desequilibrios de las finanzas públicas. Que la capacidad de recuperación de esa economía sea superior a la de las demás Eurozona, dada su diferenciada competitividad y posible reacción al repunte demanda en China y EEUU, no significa que deba pasar por alto las “funestas” consecuencias de la errónea política aplicada en el conjunto del área monetaria. Flexibilizar los objetivos de reducción de los déficits públicos y coordinar los estímulos a la demanda en países con margen de maniobra para hacerlo son condiciones de urgencia. Desde luego, en Alemania. Esta economía tiene tasa de desempleo inferior a la de inicio de la crisis, aumentos productividad del trabajo, ausencia de inflación. Tolerar aumentos en las rentas del trabajo sería una forma amortiguar recesión de las demás. Además, sería necesario que en el seno de la propia Unión Europea (UE) se concretaran las iniciativas tendentes a llevar a cabo programas de inversión en infraestructuras, en capital humano, capital tecnológico. Del conjunto de economías avanzadas solo el bloque de la eurozona sigue manteniendo políticas procíclicas, que no solo deterioran el potencial de crecimiento del área euro sino que acentúan distanciamiento de los ciudadanos europeos de las instituciones comunitarias. (Fuente: El Pais.com – 21/01/2013)

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: