El mayor desafío de Latinoamérica es vencer la desigualdad

CHILECon el consenso que vencer la desigualdad es uno de los mayores desafíos de Chile y la región culminó en Santiago el II Congreso del Futuro, que organizó el Senado chileno y contó con la participación de expertos locales y extranjeros. Encuentro se prolongó durante 3 jornadas de debates, análisis y exposiciones que tuvieron como centro la ciencia, la tecnología, humanidades y la ciudadanía y culminó con un panel sobre desafío político, cambios científicos y sociales. Entre los expositores estuvieron el ex juez Baltasar Garzón y el responsable Programa Naciones Unidas para Desarrollo Latinoamérica y el Caribe, Heraldo Muñoz, quienes coincidieron en que el desafío de superar la desigualdad será la principal demanda hacia el futuro. “La desigualdad es el freno para nuestros países”, planteó Heraldo Muñoz al analizar las reorientaciones estratégicas que se dan actualmente en el mundo y el papel de Asia y América Latina en este nuevo escenario. En el mundo hay una “tremenda desigualdad, particularmente en Latinoamérica”, dijo el representante PNUD, para quien, “debemos impulsar reformas tributarias, pues la economía se puede ver bien, pero hay decepción, principalmente por la desigualdad, que es un freno muy presente para el futuro de nuestros países”. “Para el año 2050 se estima que el 50% del ingreso bruto global se va a dar en China, India y Brasil y también una tendencia acelerada hacia el surgimiento de la clase media”, subrayó que este último fenómeno, ya está cambiando la dinámica consumo y toma de decisiones. Ello, en un contexto de “democratización incierta”, pues la democracia “aún no echa raíces en muchos países y hay demandas de participación ciudadana, pero los resultados son inciertos”. También se dará una presión respecto de la economía y el medioambiente sobre la base de que ya resulta inaceptable “que no se tomen las oportunidades de las energías renovables y acceso universal a matrices energéticas limpias”. A ello se suma la necesidad inevitable de invertir en conocimiento, ciencia y tecnología, planteó Muñoz, para quien “países que no inviertan en ciencia no podrán sumarse al mundo”, advirtiendo que en el caso de Chile esa inversión llega tan sólo al 0,4 % PIB, equivalente a unos 1.300 mill. de dólares. Baltasar Garzón, en tanto, planteó que hoy resulta indispensable el acompañamiento de los derechos y de la ética para garantizar la construcción de un sistema democrático que permita desarrollo y base de bienestar permanente”. En ese contexto, destacó la importancia de incorporación de los conceptos de Derechos Humanos en establecimiento políticas públicas, incluidas también ciencia y tecnología. Para Garzón, la brecha de la desigualdad “es una constante universal” y puede traducirse en que el desarrollo, de la mano de la tecnología, “no está siendo pensado desde los seres humanos” y advirtió que “el actual sistema en que se ordena el mundo apunta a mantener la desigualdad e injusticia”. “El sistema político y económico del mundo se basa en conservación de la injusticia más radical por medio de un sistema económico que potencia un capitalismo autoritario. Nuestros nuevos amos son los grandes empresarios”. (Fuente: Agencia EFE – 21/01/2013)

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: