La tierra de las oportunidades

Akira Kurosawa, Sydney Pollack, Barbra Streisand, John HustonComo dijo en una ocasión el difunto director Sydney Pollack, “el cine estadounidense dice a la gente de todo el mundo que no hace falta ser poderoso para triunfar. Uno puede ser un niño que vive en un pueblo y lleva aparato dental, y que sueña con una vida de éxitos y aventuras. El cine le dice que es posible. Cada uno puede escribir su propio relato. Esa es, en un sentido básico, la verdadera esencia de Estados Unidos” (…..) El gran peligro para el credo estadounidense de las oportunidades es que esa mezcla de concentración de la riqueza, cierre industrial y el desplazamiento tecnológico acabe impidiendo la movilidad ascendente. En la medida en que los plutócratas pretendan defender sus privilegios mediante la influencia política del dinero y perpetuar su condición de élite a base de monopolizar para sus hijos el acceso a los Stanford, Harvard y Princeton de la enseñanza superior, todos los demás se quedarán sin ninguna posibilidad de ponerse nunca a su altura. No cabe duda de que la energía emprendedora de Estados Unidos intentará romper esa tendencia al cierre de los plutócratas que se encuentran en la cima. Asimismo, es fundamental que haya políticas gubernamentales que ofrezcan incentivos (como las de Alemania) para conservar o ampliar la producción industrial, si queremos reducir la creciente desigualdad de rentas. Pero todos los economistas están de acuerdo que la variable más importante que contribuye a diferencias de renta es el nivel educativo. Una fuerza laboral preparada e imaginativa será la única capaz de aprovechar la dinámica creativa-destructiva de la revolución digital para que el aumento de la productividad vaya seguido de puestos de trabajo bien remunerados. No obstante, para invertir en educación, formación, investigación y desarrollo, será preciso sacar recursos para el futuro de una economía no solo sesgada hacia los plutócratas que tienen una buena posición para proteger intereses sino además lastrada por los costes actuales de las promesas hechas hace tiempo sobre Medicare, Seguridad Social y otras prestaciones. En resumen, cualquier intento de restablecer la fe en la movilidad y las oportunidades tendrá forzosamente que confrontar a los de arriba y el pasado con el futuro. Lo que ha quedado claro con la reelección del presidente Obama, y la batalla actual a propósito del “abismo fiscal”, es que estadounidenses, en general, no están dispuestos a sacrificar prestaciones sociales que les han prometido a cambio de invertir en el futuro si los plutócratas no pagan también su precio. En los recientes comicios en California tuvimos una pista de cómo puede acabar todo esto, porque la medida propuesta por el gobernador Jerry Brown de subir impuestos a los ricos para financiar educación primaria, la Universidad de California y el sistema de universidades públicas se aprobó por margen sorprendentemente amplio. Lo que le dio esa ventaja fue el voto de los latinos, los asiáticos y los jóvenes. La lección de este referéndum es que existe una base nueva de ciudadanos partidarios de invertir en el futuro y que confirma un principio fundamental del credo estadounidense: la educación, en particular una enseñanza pública superior que sea asequible, es la mejor garantía para todos los ciudadanos de que van a poder ascender en la escala social. Poner a remojo a los ricos, por sí solo, no va a limpiar los canales atascados de la movilidad y las oportunidades para la mayoría de los ciudadanos. A la hora de la verdad, una sociedad solo sale adelante si todos los que comparten los beneficios comparten también los costes. Pero lo que nos dice la votación en California es que la mayoría de los estadounidenses cree que la aspiración a escribir el propio relato es un derecho que tenemos todos, no el privilegio de unos pocos.

Link: http://elpais.com/elpais/2012/11/30/opinion/1354281783_095746.html

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: