Palestina en la ONU

65 años después que los palestinos rechazaran la partición que decretó la Asamblea General de Naciones Unidas, vuelven ante ella para pedir que la Autoridad Nacional pase de entidad observadora en su seno a “Estado no miembro observador”, el Vaticano. En un mundo que ha cambiado profundamente y en el que han surgido nuevas potencias, parecen tener asegurada mayoría de los 193 miembros. Nadie puede ejercer en este ámbito un derecho de veto, a diferencia del Consejo de Seguridad, que frenó la petición palestina de ser admitido como miembro de pleno derecho en la ONU. Para una entidad como la palestina, que aunque ha progresado en sus instituciones carece de los atributos esenciales de un Estado, empezando por la soberanía, la votación de mañana tiene un carácter esencialmente simbólico. Pero, pese a la vehemente oposición del Gobierno de Netanyahu y de EEUU, es quizás una penúltima oportunidad para relanzar un proceso de paz destinado a lograr que dos Estados, Israel y Palestina, convivan en paz y seguridad. Los últimos años han demostrado que israelíes y palestinos no podrán avanzar sin un acicate de la comunidad internacional, que Obama podría comenzar en su segundo mandato. Europa, sin embargo, está dividida por sus lastres históricos. Gobierno de Rajoy parece finalmente decantarse por un voto a favor. Es lo que piden las circunstancias y los valores e intereses de España en una materia que ha de ser objeto de consenso. Israel teme que se abra la puerta a los palestinos para denunciarle ante justicia internacional por violación de derechos en la ocupación y algunas de sus operaciones militares, además de asentar las fronteras 1967 que rechaza. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, que necesita votación para sobrevivir en Ramala, debería ser prudente. De hecho, ha declarado estar abierto a negociaciones sin condiciones previas una vez se haya producido el proceso. Por lo que no es admisible que el ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Avigdor Liebermann, haya amenazado con derrocarle en caso de voto positivo, mientras EEUU alerta sobre suspensión de ayudas a palestinos ante lo que es un paso pacífico. Israel cometió el error de no ver que Arafat, cuyo cadáver fue ayer exhumado para comprobar las causas de su muerte, había servido de dique de contención contra islamización del caso palestino que representa ahora Hamás. El espejismo de un statu quo que se está rompiendo por la fuerza de la demografía palestina no va a garantizar la seguridad de Israel, como se ha visto en la última crisis con Hamás en Gaza. Sería deseable que este 29 de noviembre cerrara el paréntesis sembrado de violencia y muerte abierto en 1947, permitir retomar la historia donde se interrumpió por una grave equivocación de los palestinos y del mundo árabe de entonces y una actitud intransigente de Israel. Pero servirá solamente si todas las partes empujan para que sea algo más que un símbolo. (Fuente: Editorial – El Pais.com – 28/11/2012)

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

One Response to Palestina en la ONU

  1. (…..) Anticipating approval of the resolution, Western diplomats have pushed for a Palestinian commitment not to seek membership in the International Criminal Court and United Nations specialized agencies after the vote. Another step would be an affirmation by the Palestinians that the road to statehood was through the peace process. And a third could be a Palestinian commitment to open negotiations with the Israelis. Such assurances do not appear to have been provided. Israeli officials, aware that a harsh reaction would only isolate their country further, have begun playing down the significance of the draft resolution, and have toned down threats of countermeasures if it is approved. Israel’s response will be “proportionate” to how the Palestinians act after the vote, said an Israeli government spokesman, Mark Regev. The Israeli Foreign Ministry spokesman, Yigal Palmor, said there would be no automatic response from Israel. “We’re going to see where the Palestinians take this,” he said. “If they use it to continue confronting Israel and other U.N. bodies, there will be a firm response. If not, then there won’t.” As the vote approached, a handful of European nations moved away from the American camp — a trend that accelerated after the cease-fire agreement between the Palestinian militant group Hamas and Israel over Gaza, which was widely viewed as a victory for Hamas over its rival, the Palestinian Authority. France and Spain have said they will vote for the resolution. Britain has signaled it would be prepared to support the measure if the Palestinians provided assurances that they would not join the International Criminal Court, among other steps. Germany has said that it will vote against the resolution, as, of course, will Israel. The vote is scheduled to take place on the anniversary of the General Assembly vote in 1947 to partition the British Mandate of Palestine into an Arab state and a Jewish state. Only the Security Council, in which the United States holds a veto, can approve formal, voting membership. Some Middle East experts said the administration’s determination to vote against the Palestinian Authority’s motion was self-defeating, since it would accelerate the weakening of the authority as a voice for the Palestinian people and as a partner in peace negotiations (…..)

    http://www.nytimes.com/2012/11/29/world/middleeast/us-and-israel-look-to-limit-impact-of-palestinian-authority-upgrade.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: