La energía sustentable debe ser una prioridad para ALC

FAO destacó que es posible hacer participar a la agricultura familiar en cadena de producción biocombustibles, que se deben incentivar políticas para reducir riesgos a la seguridad alimentaria y al medio ambiente que puede generar la producción de cultivos energéticos. Los principales actores del desarrollo de los biocombustibles en ALC, se reunieron en el VI Seminario Latinoamericano y del Caribe de Biocombustibles, BIO 2012, para analizar la seguridad energética y su desarrollo sostenible. Una tendencia destacada en producción de biocombustibles es la que se desarrolla en Brasil, cuyo exitoso Programa Nacional de Producción y Uso Biodiesel es un ejemplo de la inclusión de la agricultura familiar en la cadena de producción de biocombustibles. “Las empresas deben realizar porcentaje mínimo de compras de materias primas a pequeños agricultores o sus cooperativas, ofrecer contratos anticipados y asistencia técnica para participar del programa. Actualmente, más de cien mil familias se benefician con una adición de sólo 5% de biodiesel al diesel fósil”, explicó Felipe Duhart, Oficial Bioenergía FAO. Otra tendencia interesante en biocombustibles es la perspectiva de producción y utilización del bioqueroseno en la aviación, con el cual ya se han realizado pruebas en vuelos comerciales. Por esta razón, OLADE, IICA el BID y la FAO se encuentran elaborando documento que constituye una contribución para visualizar modelo conceptual, por medio del cual, segmentos población urgidos de acceso a oportunidades de desarrollo, sustentabilidad e inclusión social en los territorios rurales de ALC, se beneficiarían con una o varias soluciones de innovación en cadena de valor bioqueroseno. En los últimos años, han ocurrido avances tecnológicos de instituciones de investigación y desarrollo para utilización de enzimas, microorganismos y algas, que permiten una elevada producción de biocombustibles de segunda generación que no compiten con alimentos. Un aspecto positivo destacable es la utilización integral residuos generados por agroindustrias, como la cañera, por actividades pecuarias, para generación de biogás y electricidad. De esta manera es posible complementar la producción de energía en la unidad productiva y evitar contaminación con residuos líquidos y/o sólidos de biomasa, generando valor agregado al negocio. Duhart, comentó que, “espacios como este son propicios para difundir experiencias existentes en producción de biocombustibles utilizando cultivos agrícolas y residuos pecuarios, que permiten una participación plena del sector rural”. El seminario reunió a entidades gubernamentales y de investigación de tecnologías avanzadas, que apoyan el desarrollo agrícola rural, miembros del sector privado y autoridades sectores energético, agrícola, industrial, ambiental, comercial y educativo ALC y Organismos Internacionales de Cooperación Técnica. BIO 2012 contribuyó a la integración, al desarrollo sostenible y la seguridad energética de la región, asesorando e impulsando la cooperación y la coordinación entre países. El seminario fue organizado por OLADE, IICA, FAO, y la Secretaría de Energía de México, con apoyo técnico del Ministerio de Minas y Energía de Brasil. (Fuente: FAO – 09/10/2012)

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: