Colombia: ¿qué aprendió Santos de los errores del pasado?

En 2 oportunidades, en el lapso de una semana, presidente de Colombia dijo que no quería “repetir errores del pasado”. La primera vez fue al anunciar la apertura de diálogo de paz con las FARC el 27 de agosto, la segunda, este lunes 3 de septiembre. Insistencia muy significativa. Cabe suponer que Santos hacía alusión a anteriores experiencias en la materia, en particular al último y fracasado diálogo entablado entre gobierno colombiano y la insurgencia armada. Fue en el año 1999. En esa iniciativa, un recién electo presidente Andrés Pastrana comprometió todo su caudal político. A efectos de facilitar las conversaciones, el flamante gobierno accedió a crear una zona de despeje de 42.000 kilómetros cuadrados. En concreto, a modo de prenda de paz, se cedió a la guerrilla un “territorio liberado” equivalente a la superficie de Suiza. Con este gesto rotundo, a las FARC no podían quedarle dudas de la buena voluntad de la administración de entonces. Aún así, desde el primer momento esa organización hizo gala de toda la mala fe posible. El primer desplante fue del jefe histórico del grupo, Manuel Marulanda, alias Tirofijo, al mismísimo presidente Pastrana, a quien dejó de plantón en primera cita del diálogo en plena selva. Lo que empezó mal, terminó mal, como era de esperarse. En los meses subsiguientes, las FARC respondieron a cada propuesta de cese el fuego redoblando la violencia, en ningún momento, suspendieron sus atentados. Si algún consuelo le pudo quedar a Pastrana fue que al cabo de ese proceso frustrado, que concluyó en febrero de 2002, cuando no le quedó más remedio que ordenar al ejército retomar el control de la zona de despeje y reiniciar ofensiva militar contra la guerrilla, fue que las FARC salieron de la experiencia más desprestigiadas que nunca: imagen negativa ascendía entonces al 96% entre la población colombiana. Desprestigio del que no se recuperaron nunca. El otro resultado político fue el triunfo en las urnas en las presidenciales de mayo de 2002 de Álvaro Uribe, candidato independiente de derecha que proponía una política inflexible contra los grupos armados. La conclusión que cabe es que uno de los “errores del pasado” que Santos no debería repetir es el de no haber exigido ninguna contrapartida a las concesiones hechas por el gobierno a las FARC para iniciar el diálogo. En 1999, ni siquiera fue exigido un cese el fuego, algo lógico en cualquier instancia de diálogo que busque poner fin a conflicto militar. En los 3 años que duró el simulacro de negociación, toda la gestión Pastrana, no hubo diálogo real ni avance alguno hacia la paz; por el contrario, la guerrilla aprovechó la tregua para pertrecharse mejor, sin dejar de cometer secuestros y asesinatos (…..)

Link: http://opinion.infobae.com/claudia-peiro/2012/09/04/colombia-que-aprendio-santos-de-los-errores-del-pasado/

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: