El declive de las clases medias

La clase media EEUU se encoge y empobrece justo en el mismo momento que se ensanchan y prosperan las clases medias de países emergentes, Brasil, China, India, Rusia. Una encuesta del Pew Research Center ha detectado muy claramente esta curiosa modificación en la curva de una ascensión social que coincidía también con la hegemonía estadounidense en el mundo y corresponde exactamente a primera década del siglo XXI, a la que el centro de estudios denomina la “década perdida”. No es para menos: clases medias han pasado de representar el 61% de la sociedad al 51%; ingresos anuales han disminuido 72.956 dólares a 69.487, 5%; riqueza (activos menos endeudamiento) todavía se ha encogido más, 129.582 dólares de media a 83.150, 28%, tendencias probablemente también se están registrando en Europa y, sin duda alguna, en España. La encuesta tiene una motivación electoral muy clara, apenas dos meses antes de la elección presidencial. De ahí que se pregunte a los encuestados sobre los motivos de este empobrecimiento, para observar cómo puede incidir en el comportamiento ante las urnas. 62% cargan las culpas sobre el Congreso, que se ha convertido en obstáculo infranqueable para decisiones y políticas anticrisis; un 54% cargan sobre los bancos y las instituciones financieras, que están en el origen de la crisis; un 47% sobre empresas; un 44 carga sobre la herencia de Bush, mientras que un 34 lo hace sobre la presidencia de Obama; sólo un 8% lo atribuye a las propias clases medias; 34% competencia exterior. Estas últimas razones merecen una especial atención. Nada ha favorecido más a la creación de riqueza en Europa y EEUU que la globalización económica, con la caída de salarios que ha permitido las deslocalizaciones o la ampliación del consumo con la creación de mercados globales. Sin embargo, lo que ahora se apunta es que quienes mayor provecho han sacado de este proceso, al menos en la última década, son los más ricos de los países más ricos y las clases medias de países emergentes, en detrimento precisamente de las clases medias europeas y americanas. Como si en el reparto del pastel global tuviera que ser constante la parte dedicada al grueso de la población, clases medias, de forma que los salarios, la riqueza y el Estado de bienestar deberán disminuir en Europa y EEUU para que aumenten en los BRIC. (Lluís Bassets – El Pais.com – 23/08/2012)

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

One Response to El declive de las clases medias

  1. Republicans and Democrats don’t agree on much, but they do agree on this: the middle class. At their conventions, the two parties will compete fiercely for its support. Republicans will accuse Barack Obama of destroying the middle class through policies perpetuating high joblessness and feeble economic growth. Democrats will portray Mitt Romney as a tool of the rich who doesn’t understand the middle class. To the victor may go the election, because “saving the middle class” has arguably become the campaign’s defining issue. This is mostly political symbolism. The idea that anyone can “save” the middle class assumes that it’s in danger of disappearing, which it isn’t, and that presidents possess sufficient powers to resurrect it, which they don’t. Still, the symbolism is potent because most Americans equate the middle class with the kind of society we are and ought to be. It is a society where hard work and personal responsibility are rewarded — where “getting ahead” is expected; where economic security and social stability are enjoyed; and where privilege is minimized (…..) Obama and Romney can’t do much to aid the middle class. They face a dilemma. The middle class can’t regain its self-confidence and financial health without a strong economic recovery. But the economy can’t recover strongly without a financially healthy middle class, which provides most consumer spending. Not surprisingly, the economic expansion is glacial. Household debt is reduced gradually. Wealth is slowly rebuilt through higher saving and stock prices — and the hope that home values will follow. There is also a larger conflict. Sooner or later, broad-based tax increases will be needed to reduce budget deficits. How large depends on how much federal spending is cut. This creates an unavoidable conflict between workers and retirees, because workers are the biggest taxpayers and retirees are the biggest beneficiaries of federal spending. Which middle class deserves support? Cut Social Security and Medicare and help workers. Raise taxes and help retirees (…..)

    http://www.washingtonpost.com/opinions/robert-samuelson-saving-the-middle-class/2012/08/26/0f5be24a-ef9a-11e1-adc6-87dfa8eff430_story.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: