Latinoamérica toma nota del milagro económico surcoreano

Devastado por la guerra, sin apenas infraestructuras y con una economía casi de subsistencia, Corea del Sur es hoy un país líder en tecnología, industria y educación cuyo gran salto económico sirve de fuente de inspiración en Latinoamérica. Países como Guatemala, Ecuador y Uruguay observan a la que es la 4ta economía de Asia para aprovechar su extraordinaria experiencia de desarrollo económico, con un PIB per cápita que ha pasado de 103 dólares en 1962 a casi 24.000 en 2011. La clave del llamado “milagro del río Han” (sobrenombre del rápido desarrollo económico) reside en que desde 1963 “los gobiernos han sabido aplicar y modificar adecuadamente sus estrategias económicas” en varias etapas, indicó a la Agencia Efe el investigador jefe del Instituto de Políticas Económicas de Corea (KIEP), Choi Nak-gyoon. (Fuente: Agencia EFE – 10/07/2012)

¿Podrían aplicarse estrategias desarrollo surcoreanas a países como Guatemala o Ecuador? Aunque no recomienda copiarlas al pie de la letra por su diferente contexto histórico y socioeconómico, el doctor Choi cree que les pueden aportar valiosas lecciones. El ministro guatemalteco de Economía, Sergio de la Torre, representantes de Ecuador y Uruguay visitaron la semana pasada Corea para adquirir conocimientos prácticos sobre su experiencia de desarrollo. Para De la Torre, la primera lección aprendida en esa visita es que hay que aumentar los esfuerzos para capacitar recursos humanos cualificados, ya que, “por mucha inversión que se pueda atraer, ésta no sirve de nada si no poseemos personal adecuado”, indicaba a Efe durante su estancia en Seúl. Ya en los años 60 Corea del Sur, un país pequeño y escaso en materias primas, comprendió que la fuerza de trabajo de sus habitantes era su más valioso recurso y la enfocó a producir bienes de exportación en la industria ligera, en lo que fue la semilla del desarrollo posterior. El titular de Economía de Guatemala señaló que su Gobierno pretende avanzar en competitividad con agresivas políticas para atraer capital extranjero, otra de las claves del gran salto surcoreano. Los flujos de capital extranjero, combinados con una abundante, barata y eficiente mano de obra, impulsaron en la Corea del Sur de los años 70 la producción industrial, que se orientó a bienes complejos como barcos y químicos. Mientras, el movimiento comunitario “Saemaul Undong”, promovido por el dictador Park Chung-hee, movilizó a millones de personas para renovar infraestructuras del país y combatir la pobreza y el subdesarrollo de las áreas rurales. Durante una reciente visita al país asiático, viceministra de Finanzas de Ecuador, María Dolores Almeida, confesaba a su vez a Efe su interés por las políticas educativas de Corea del Sur, donde el fracaso escolar es prácticamente inexistente y nueve de cada diez jóvenes logran llegar a la universidad. Desde los años 80, en que grandes conglomerados o “Chaebol” como Samsung, Hyundai o LG se consolidaron como principales motores de crecimiento del país asiático, las políticas de liberalización económica han fomentado la cultura de la competitividad en escuelas e institutos. Así, la fiebre educativa de Corea del Sur, cuyo Gobierno ha incrementado este año un 9,3% el presupuesto destinado a este sector, se traduce cada año en cientos de miles de jóvenes preparados a medida de los “Chaebol”. Para Almeida, coordinación entre el sistema universitario y las necesidades de las industrias es otra “valiosa lección” que Corea del Sur puede aportar a Ecuador, cuyo Gobierno también incrementó este año su presupuesto en materia educativa y convocó 49.000 nuevas plazas de personal docente. En un contexto de creciente competencia, Corea del Sur no está entre países que más gastan en educación (3,4% del PIB en 2012, mientras la media de países desarrollados ronda 4,5%), pero su eficiente modelo podría aportar valiosas ideas en la heterogénea realidad de América Latina.

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

One Response to Latinoamérica toma nota del milagro económico surcoreano

  1. En 1980 la producción manufacturera anual brasileña era mayor que la de Tailandia, Malasia, Corea del Sur, India y China combinadas. En 2010, representaba un 10% en comparación con esos países. Una comparación sistemática de los países de América Latina con los de Asia da un resultado similar en las últimas tres décadas. En el marco de la actual crisis mundial no es un dato secundario. ¿Cuestión cultural, histórica, de política económica o deficiente gestión? BBC Mundo dialogó con el académico de la Universidad de Cambridge Gabriel Palma, especialista en economía comparada, para intentar dilucidarlo (…..)

    http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/07/120705_america_latina_asia_crecimiento_economico_pea.shtml

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: