Las grandes economías, excepto Brasil, se desacelerarán según la OCDE

La mayoría de grandes economías se desacelerarán en próximos meses, tendencia de la que sólo se salvaría Brasil, donde se espera un repunte, según los indicadores adelantados de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico. Indicadores, que han demostrado su fiabilidad en anteriores ocasiones, asestarán un duro golpe a las esperanzas que aún tienen los responsables de las políticas monetarias de todo el mundo de que se produzca un resurgir rápido de un periodo de actividad renqueante que comenzó a finales del año pasado y aumenta la probabilidad de que se implanten más medidas de los bancos centrales para apoyar crecimiento. El organismo con sede en París dijo el lunes que su indicador adelantado de actividad económica en los 34 países desarrollados que representa bajó en mayo al nivel de 100,3 desde 100,4 de abril, que la OCDE calificó de “moderación del crecimiento”. Indicadores adelantados para economías en desarrollo son incluso más pesimistas, apuntan a “desaceleraciones”, es decir, crecimiento por debajo de la tendencia a largo plazo, en los casos de China, India y Rusia. “Los indicadores adelantados compuestos (…) apuntan a una desaceleración de la actividad económica en la mayoría de grandes economías OCDE y desaceleración más marcada en la mayoría de grandes economías no pertenecientes a la OCDE”. Entre economías desarrolladas, la principal debilidad sigue estando en la eurozona, cuyo indicador adelantado apunta a una continua desaceleración. Sin embargo, la perspectiva para las grandes economías en desarrollo también se ha debilitado mucho en los últimos meses. El indicador adelantado de China ha caído todos los meses del presente año y volvió a caer en mayo a 99,2 desde 99,4. Otro indicio más de que la segunda mayor economía del mundo se está desacelerando fue la tasa de inflación anual de China, que cayó en junio a su nivel más bajo en casi dos años y medio. China redujo la semana pasada su tasa de interés de referencia, al igual que los bancos centrales de Reino Unido, la eurozona, Dinamarca y Kenia, aunque estas decisiones no parecen haber tranquilizado a inversionistas. La principal excepción a la tendencia general a la baja fue Brasil, cuyo indicador adelantado subió en mayo a 99,2 desde 99 en abril, lo cual considera la OCDE como un indicio de que el crecimiento repuntará. (Fuente: The Wall Street Journal – 10/07/2012)

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: