China propuso un acuerdo de libre comercio con el MERCOSUR

La manera y el momento en que Wen Jiabao propuso ayer al MERCOSUR la firma de declaración conjunta para potenciar las relaciones mutuas y estudio de condiciones para alcanzar un tratado de libre comercio con el bloque no podían ser más simbólicos. El primer ministro lo hizo en la Casa Rosada junto a Cristina Kirchner y en videoconferencia con José Mujica y Dilma Rousseff. No participó ninguna autoridad de Paraguay, país que no tiene relaciones diplomáticas con China pero en cambio reconoce como Estado independiente a Taiwán. Más allá del castigo impuesto el sábado al gobierno paraguayo surgido tras la destitución política de Fernando Lugo, (se excluyó al socio de la Cumbre de este jueves y viernes en Mendoza), el mero hecho que los paraguayos no reconozcan al continente comunista y su reclamo internacional “una sola china” con Taiwán incluida, no podría concluir jamás en un TLC del MERCOSUR con Beijing, a menos que cambie su política Asunción, o se la excluya del mercado aduanero. Cristina dijo ayer que en la cumbre de Mendoza se analizará la declaración que “consigne los intereses de China” y los del bloque. Clarín consultó a especialistas sobre el impacto de la propuesta china, que viene resonando desde hace años a medida que el gigante asiático fue aumentando su presencia económica en la zona. Para el director Ejecutivo de la Cámara de Comercio Argentino-China y Asia Pacífico, Ernesto Fernández Taboada, la propuesta de un TLC con el MERCOSUR le cierra mucho a los chinos en el sentido de que sería más aceitado negociar con un bloque de más de 200 millones de habitantes que con cada uno por separado. Basta leer los números. En 2011, los chinos exportaron al MERCOSUR US$ 48.451 millones, 34% de lo que lo habían hecho en 2010 e importó U$S 51.033 millones, 37,9% más. Fernández Taboada dice que en un mundo cada vez más agrupado en bloques, la misma China acaba de firmar un acuerdo con los países del Asia y Pacífico,  sería positivo un TLC con el MERCOSUR. Pero además del factor Paraguay, las fallas del MERCOSUR económico y comercial son enormes. Su experiencia en zonas de libre comercio con terceros países es nimia. Apenas si está terminado TLC con los israelíes. Y persisten enormes asimetrías entre grandes y pequeños socios. En la misma sintonía, Pérez Llana, profesor de las universidades Torcuato Di Tella y Siglo XXI, señaló que lo que ocurra de ahora en más dependerá de Brasil, que exporta materia prima a China, como hace la Argentina. Pero también petróleo y minería e importa grandes cantidades de productos industriales. Aunque a diferencia de la Argentina, tiene un sector industrial muy fuerte que se planta y protesta a diferencia de los argentinos. En la videoconferencia de ayer, Dilma Rousseff estimó como “indiscutible” la prioridad que se le da a la relación con China, como “una estrategia para evitar que la crisis contamine a nuestros mercados y extienda sus tentáculos sobre nosotros”. TLC con China sería beneficioso en un mundo que tiende a bloques. Recordar que hace unos años Brasil y Argentina imponían mecanismos para frenar precisamente avalancha de productos chinos. Más abiertos, los uruguayos, buscaban acuerdos con países que el bloque le prohibía; los reclamos de paraguayos ni siquiera eran oídos. (Clarín – 26/06/2012)

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: