La gran apuesta iberoamericana del Rey de España y del gobierno Rajoy

Una de las principales apuestas del gobierno español en América latina para este difícil 2012 es conseguir que la Cumbre Iberoamericana de Cádiz sea un éxito. Las otras apuestas serían dar realmente contenido a las alianzas estratégicas firmadas con Brasil y México pero que duermen el sueño de los justos. Por eso, el Rey de España, Don Juan Carlos I, ha asumido un protagonismo especial y producto de ello es el viaje que le ha llevado a Brasil donde se vio con Dilma Rousseff y a Chile, donde se entrevistó con Piñera, Humala, Santos y Calderón. La cita de Cádiz es especial. Primero por conmemorarse el 200 aniversario de la Constitución de Cádiz, una carta magna, la primera de la historia de España (con el permiso de la de Bayona), que rigió no solo en la Península sino en la mayoría de territorios americanos (Perú, Bolivia, Ecuador, Centroamérica, Cuba, República Dominicana y México). Como indica Eduardo Posada Carbó en un artículo en el diario El Tiempo conviene no exgerar en exceso el impacto de la constitución de Cádiz en América adonde llegaron otras influencias como la de Estados Unidos. El historiador colombiano apunta “reconocer limitados alcances de la Constitución de Cádiz en Hispanoamérica no significa demeritar su significado histórico. Los hispanoamericanos tuvieron además una participación importante en las deliberaciones y decisiones de las cortes de Cádiz. La puesta en práctica de la Constitución de Cádiz tuvo quizás consecuencias prácticas inmediatas más visibles y de largo plazo en algunos países de América que en España. Hispanoamérica tiene buenas razones para unirse a las conmemoraciones de Cádiz. Una excelente oportunidad para volver a reflexionar sobre tradiciones constitucionales de la región”. La segunda razón que otorga un tono especial a la cumbre gaditana es que se antoja como una cita clave para tratar de reactivar este mecanismo de integración que parece estar en decandencia, como se evidenció en la última cumbre, la de Asunción. La cita en la capital paraguaya no hizo sino confirmar esa mala tendencia, con menor paticipación de presidentes y menor eco de sus decisiones. Incluso ya hay propuestas de reforma para su revitalización como la hecha por el Real Instituto Elcano en un texto de su investigador principal, Carlos Malamud: “hay que repensar todo el mecanismo de las Cumbres, auspiciando su bienalidad, pero sabiendo que eso soluciona poco. Hay que ir más allá y repensarlo todo de arriba abajo, comenzando por el papel de España. Descentralizar todo el entramado iberoamericano, dando mayor protagonismo y responsabilidades, incluyendo los aportes económicos, a los latinoamericanos. Son muchas las cosas que se pueden y deben hacer, para ello es necesario abrir un período de reflexión y potenciar, por encima de todo, la relación entre países ibéricos y América Latina”. Pedro Pérez Herrero, del Instituto de Estudios Latinoamericanos, IELAT, comentó a Infolatam que ”las cumbres tuvieron un sentido en los años 90, pero desde 2010 la relación se ha invertido, Latinoamérica tiene más peso que España. Además, hay exceso de cumbres, incluso se solapan. Tenían sentido cuando lideraba España pero ahora la coyuntura es diferente y por lo tanto debe cambiar el formato de las cumbres” (…..)

http://www.infolatam.com/2012/06/06/la-gran-apuesta-iberoamericana-del-rey-de-espana-y-del-gobierno-rajoy/

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: