Por las trabas se evaporó rojo con Brasil en abril

La balanza comercial con Brasil arrojó en abril un saldo equilibrado por primera vez en los últimos 8 años, según datos difundidos ayer por el Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil. Es decir, el déficit que comenzó a insinuarse a fines de 2003 y alcanzó récord en 2011, se evaporó el mes pasado. Las exportaciones de ambos países fueron del orden de u$s 1.351 millones. De esta manera, el déficit acumulado en el 1er cuatrimestre asciende a u$s 969 millones, que representa una caída del 27% frente al mismo período en 2011. En abril pasado el equilibrio se produjo ante una baja de las ventas externas brasileñas del 23% interanual frente a una caída del 9% de las argentinas. En el acumulado de 2012, las exportaciones brasileñas caen el 9% mientras que las argentinas, 5%. Ayer, tanto los funcionarios brasileños como los medios de ese país destacaron el «retroceso culposo» de las exportaciones al mercado argentino (estimado en un 27,1% interanual); sin embargo, éstos soslayaron que no sólo con la Argentina experimentaron caídas en las ventas. Los datos oficiales muestran que las exportaciones brasileñas también cayeron en Europa oriental, un 43,1%; en África un 20,2%; en la Unión Europea un 8,5%; con China casi un 3%; en America Latina más del 17%; y un 7,1% en Medio Oriente. Sólo Estados Unidos incrementó las importaciones de origen brasileño, en un 5,5%. De modo que, si bien los mayores controles impuestos por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, son buen argumento para los reclamos de los exportadores brasileños, ocurre que el sector externo de Brasil sufre no sólo por la recesión europea que representa más del 22% de sus exportaciones totales, sino también por la caída china, que es casi un 21% de sus ventas externas, y otro tanto se da en Medio Oriente y África, que concentran más del 7% de las exportaciones. La Argentina, que viene perdiendo terreno como principal socio comercial de Brasil, es hoy menos del 7% de las exportaciones totales brasileñas. Pero más allá de la cercanía y la perorata estratégica del Mercosur, la bronca brasileña radica en que la Argentina es uno de los principales superávits que tiene Brasil. Vale señalar que el mes pasado el superávit comercial total de Brasil cayó a u$s 881 millones cuando 1 año atrás fue u$s 1.861 millones (la Argentina explicaba el 15%). Ayer el secretario ejecutivo del Ministerio de Desarrollo, Alessandro Teixeira, manifestó que la reducción de compras argentinas preocupa al Gobierno de Rousseff, que negocia una reunión con el Gobierno argentino este mes. La caída es atribuida a la autorización previa para importar cualquier producto implementada desde febrero pasado. «No podemos negar que las medidas que el Gobierno tomó han afectado el comercio brasileño», dijo Teixeira, quien luego bajó los decibeles y señaló que «es preciso conocer los problemas que han afectado la economía argentina antes que Brasil tome cualquier decisión». «La Argentina vivió una situación económica difícil. Creo que es legítimo que el país defienda su industria. Precisamos saber cuáles son los problemas que la Argentina enfrenta. Nuestro trabajo está más para auxiliar a la economía argentina, que simplemente tomar medidas punitivas o tomar medidas que impliquen el deterioro de nuestra relación», afirmó el funcionario evitando un nuevo foco de conflicto con vistas a la próxima reunión bilateral. (Ámbito Financiero, Argentina – 03/05/2012)

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: