Brasil, con problemas típicos de país rico

Durante los primeros 500 años de su historia, Brasil no se preocupó demasiado por sus inabarcables fronteras. Indígenas y exploradores iban y venían del país sin mayor problema, el flujo de ganado y otras mercancías, tampoco estaba regulado. Pero el crecimiento económico de los últimos años obligó a los gobernantes brasileños a lidiar con un problema considerado durante mucho tiempo exclusivo de los países ricos como Estados Unidos: sus fronteras. El creciente ingreso de inmigrantes ilegales, la lucha contra el tráfico de drogas y el contrabando, en general, han llevado al gobierno de Dilma Rousseff a plantearse un control más férreo de límites fronterizos. Con la presión política de una “epidemia de crack” en varias ciudades, Rousseff está invirtiendo más de 8.000 millones de dólares y revisando la estrategia de defensa de Brasil para abordar un tema que tiene implicaciones en comercio, agricultura, toda la economía. La prosperidad de Brasil ha creado una nueva clase de consumidores con mayor poder adquisitivo. Son decenas de millones de personas que viven justo al lado de los tres mayores productores de cocaína del mundo: Colombia, Bolivia y Perú. Brasil es actualmente el segundo consumidor mundial de cocaína, sólo detrás de Estados Unidos, según datos gubernamentales norteamericanos. También es un enorme consumidor de marihuana, éxtasis y otros narcóticos. El intento de Rousseff por controlar el flujo de narcóticos podría significar la firma de acuerdos millonarios con compañías de diversos sectores, como la empresa local de aviones Embraer, que planea fabricar una nueva línea de naves no tripuladas para patrullar la frontera, o firmas extranjeras como Boeing o Siemens. Asegurar un área cinco veces más extensa que la frontera entre México y EEUU, que se extiende a través de más de 16.000 kilómetros de selva amazónica y límites con diez países diferentes, está demostrando ser un gran desafío. También está generando un debate sobre si realmente vale la pena invertir tanto dinero y esfuerzo. Para Rafael Godoy de Campos Marconi, teniente de policía en el solitario y remoto puesto de control de los humedales de Pantanal, a 50 kilómetros de la ciudad de Cáceres, en el oeste de Brasil, la tarea parece imposible. La unidad de Marconi es responsable de patrullar un tramo de 200 kms de frontera con Bolivia, desde donde ingresa alrededor del 80% de la cocaína consumida en Brasil (…..)

Link: http://www.lanacion.com.ar/1467142-brasil-con-problemas-tipicos-de-pais-rico#comentar

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

One Response to Brasil, con problemas típicos de país rico

  1. (Autoria) Comentario del Prof. Uziel Nogueira: Muy bueno el reportaje y la pregunta (retórica) al final; Si Estados Unidos, con todos los recursos que la mayor economía del mundo tiene para ofrecer, no puede impedir que la cocaína cruce sus fronteras, ¿será Brasil capaz de hacerlo? Por supuesto, la respuesta es NO. La única alternativa viable para Brasil es una fuerte coordinación/integración en el área de inteligencia/defensa con sus vecinos. UNASUR es un instrumento interesante para llevar a cabo esta estrategia con los países limítrofes. INTEGRACIÓN es la palabra clave para que Brasil pueda enfrentar (con exito) el verdadero peligro para su seguridad nacional: la criminalidad y el narcotrafico.

    http://www.lanacion.com.ar/1467142-brasil-con-problemas-tipicos-de-pais-rico#comentar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: