El Tesoro de EEUU podría revelar un plan secreto para pagar sus cuentas

El Departamento del Tesoro, que es el ministerio de Hacienda de Estados Unidos, planea detallar lo que hará con los 100 millones de cheques que emite todos los meses si el Congreso no eleva el tope de la deuda pública. De esta manera, revelaría un plan que se ha mantenido en secreto, que tendría grandes consecuencias para la economía, la calificación de la deuda soberana y la posición política del país. (Fuente: The Wall Street Journal – 29/07/2011)

El gobierno del presidente Obama espera que estas decisiones -a quién pagar y a quién no- puedan evitarse si se llega a un acuerdo para incrementar el límite de la deuda antes del 2 de agosto, pero el tiempo se está agotando. Los funcionarios de la Casa Blanca todavía no han decidido cuándo divulgar el plan y podrían cambiar de idea si hubiese un avance en las conversaciones. Pero si la inquietud del mercado empeora esta semana, el gobierno podría difundir su plan en los próximos días. Representantes del gobierno no quisieron brindar detalles. El Promedio Industrial Dow Jones perdió 1,6%, cerrando en 12.302 puntos, a medida que incrementa la ansiedad de los inversionistas por el impasse político en Washington.

Cualquiera que sea el plan del Tesoro, la Reserva Federal de EE.UU. jugará un papel importante, si bien ya advirtió que no dispone de herramientas especiales para rescatar al gobierno. La Fed podría optar por tratar de calmar a los mercados financieros, garantizando que los bancos tengan suficiente efectivo para seguir funcionando. Los ejecutivos de Wall Street creen que el Tesoro reestructurará la forma en que paga sus cuentas, de modo que todos los tenedores de bonos, incluyendo gobiernos como el de China, tengan prioridad. Eso evitaría que el país incumpla el pago de sus obligaciones, algo que hasta Grecia ha podido manejar. Terry Belton, director global de estrategia de renta fija en J.P. Morgan Chase & Co., dijo que cree que hay “virtualmente cero posibilidades” de que haya un incumplimiento del pago de sus bonos, incluso si el tope de la deuda no es incrementado antes del 2 de agosto. “El Tesoro dispone de otras herramientas que son bastante perjudiciales pero que son mejores que dejar de pagar sus intereses”, dijo. Pagar a los tenedores de bonos antes que a los beneficiarios del Seguro Social, por ejemplo, probablemente generaría protestas a nivel político y podría llevar a demandas judiciales y turbulencias en los mercados, además de una potencial rebaja de la deuda de EE.UU. por parte de las agencias calificadoras de riesgo.

El gobierno está bajo la presión de los tenedores de bonos, ciudadanos de la tercera edad, parlamentarios y otros grupos para que especifique qué prioridad dará a cada pago. Detallar sus planes podría ayudar al Tesoro a contener la creciente incertidumbre en los mercados financieros sobre lo que podría pasar la próxima semana, pero también generar desconfianza política y desatar la crisis que pretende evitar. Los funcionarios del gobierno creen que perderán la capacidad de pedir más prestado si no se eleva el límite de la deuda. Aunque los ingresos por impuestos han sido más elevados que lo esperado en las últimas semanas, se prevé que el Tesoro contraiga radicalmente los pagos después del 2 de agosto para conservar efectivo el mayor tiempo posible. El centro de estudios Bipartisan Policy Center, en Washington, calcula que el Tesoro registrará un déficit de más de US$100.000 millones en agosto y probablemente no tenga el dinero suficiente para cubrir todas sus obligaciones. Autoridades de alto rango del gobierno se han reunido durante semanas para trazar planes para operar después de la fecha límite, pero no han revelado ninguna de sus estrategias. Los detalles sólo han circulado en un grupo cerrado de funcionarios, incluyendo al presidente Obama; el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y un círculo de colaboradores de éste en el departamento. Dos importantes asesores son Mary Miller y Matthew Rutherford, ambos expertos en mercados de deuda. Rutherford ha sido un consejero cercano de Geithner desde que ambos trabajaron juntos en el banco central de Nueva York. Miller es una experta en el mercado financiero que pasó 26 años en el fondo T. Rowe Price Group Inc. Ex funcionarios del gobierno aseguran que no hay una respuesta simple para cómo el equipo de Geithner debería navegar esta situación y que dar prioridad a algunos pagos del gobierno sobre otros sería una pesadilla logística y técnica.

Anuncios

Acerca de ignaciocovelo
Consultor Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: