MERCOSUR tiene importancia estratégica para la Unión Europea

UE necesita cerrar un acuerdo con MERCOSUR, que es una “región fundamental y estratégica” para los intereses europeos, según fuentes de la Comisión de Comercio y el Parlamento europeo. La mayor parte de los parlamentarios de diferentes partidos políticos europeos, que participan en reuniones con delegaciones del MERCOSUR frecuentemente, expresan la importancia política de suscribir el acuerdo de asociación, pues la Unión Europea necesita mantener su nivel de liderazgo en el contexto mundial, y la región sudamericana es de “importancia estratégica” para los intereses europeos. Esto se supo durante un seminario organizado por la Comisión de Comercio de la UE para periodistas latinoamericanos en Bruselas. (Fuente: ABC Color, Paraguay – 29/07/2011)

Importancia que se da en términos de seguridad alimentaria, abastecimiento de recursos naturales y minerales, energía renovable y no renovable; comercio e inversiones. Así pues, las “oportunidades” superan ampliamente a las “amenazas”, según las perspectivas de los políticos y negociadores de la Comisión de Comercio.

En este contexto, preocupa mucho a la UE, de acuerdo a las manifestaciones de los parlamentarios, el rol mundial cada vez más importante de China, en lo político y en lo económico. Es que América Latina, en general, y MERCOSUR, en particular, se relacionan cada vez más con China y Estados Unidos. Ello impulsa a construir asociaciones estratégicas con otras regiones de importancia para la Unión Europea, que fortalezca la confianza y la búsqueda de intereses mutuos, en este caso con MERCOSUR, si es que la Unión Europea posee la aspiración de seguir siendo un protagonista importante en el contexto internacional. Según las mismas fuentes, el bloque europeo está bastante preocupado por su liderazgo en el mundo y por la provisión de alimentos (seguridad alimentaria). Por otra parte, dada la alta sensibilidad política y económica que posee el sector agrícola europeo de cara al acuerdo con MERCOSUR, en términos de pérdida de ingresos y de empleos para los productores rurales, conforme a presentaciones que realizan representantes del área a los parlamentarios europeos, los legisladores siempre manifiestan que la asociación entre los bloques, que conformarán alrededor de 1.000 millones de consumidores, es más que “comercio solamente”, es una vía de “diálogo entre dos regiones del mundo”, con visión de futuro.

Asimismo, existen temas no comerciales, como medio ambiente (para ellos, el desarrollo sustentable es de suma importancia), educación y ciencia; y debe existir voluntad política para concluir el acuerdo. “Si hay voluntad política, hay camino para el entendimiento”, señalan. Inclusive ya mencionaron que es conveniente realizar una evaluación de posibles compensaciones para los agricultores europeos, tipos y formas, conforme a las reglas multilaterales de la OMC. La Comisión Europea, según se comprometió el Comisario De Gucht este año, hará un estudio de impacto al respecto de este tema. En lo que atañe al capítulo social, varios parlamentarios abogan por la inclusión de este tema en el Acuerdo, pues existen muchas asimetrías entre ambas regiones; y asimismo dentro de MERCOSUR, según dijeron los parlamentarios. Mencionan en este caso la gran diferencia en dimensiones entre Brasil y Paraguay, por ejemplo.

El Tesoro de EEUU podría revelar un plan secreto para pagar sus cuentas

El Departamento del Tesoro, que es el ministerio de Hacienda de Estados Unidos, planea detallar lo que hará con los 100 millones de cheques que emite todos los meses si el Congreso no eleva el tope de la deuda pública. De esta manera, revelaría un plan que se ha mantenido en secreto, que tendría grandes consecuencias para la economía, la calificación de la deuda soberana y la posición política del país. (Fuente: The Wall Street Journal – 29/07/2011)

El gobierno del presidente Obama espera que estas decisiones -a quién pagar y a quién no- puedan evitarse si se llega a un acuerdo para incrementar el límite de la deuda antes del 2 de agosto, pero el tiempo se está agotando. Los funcionarios de la Casa Blanca todavía no han decidido cuándo divulgar el plan y podrían cambiar de idea si hubiese un avance en las conversaciones. Pero si la inquietud del mercado empeora esta semana, el gobierno podría difundir su plan en los próximos días. Representantes del gobierno no quisieron brindar detalles. El Promedio Industrial Dow Jones perdió 1,6%, cerrando en 12.302 puntos, a medida que incrementa la ansiedad de los inversionistas por el impasse político en Washington.

Cualquiera que sea el plan del Tesoro, la Reserva Federal de EE.UU. jugará un papel importante, si bien ya advirtió que no dispone de herramientas especiales para rescatar al gobierno. La Fed podría optar por tratar de calmar a los mercados financieros, garantizando que los bancos tengan suficiente efectivo para seguir funcionando. Los ejecutivos de Wall Street creen que el Tesoro reestructurará la forma en que paga sus cuentas, de modo que todos los tenedores de bonos, incluyendo gobiernos como el de China, tengan prioridad. Eso evitaría que el país incumpla el pago de sus obligaciones, algo que hasta Grecia ha podido manejar. Terry Belton, director global de estrategia de renta fija en J.P. Morgan Chase & Co., dijo que cree que hay “virtualmente cero posibilidades” de que haya un incumplimiento del pago de sus bonos, incluso si el tope de la deuda no es incrementado antes del 2 de agosto. “El Tesoro dispone de otras herramientas que son bastante perjudiciales pero que son mejores que dejar de pagar sus intereses”, dijo. Pagar a los tenedores de bonos antes que a los beneficiarios del Seguro Social, por ejemplo, probablemente generaría protestas a nivel político y podría llevar a demandas judiciales y turbulencias en los mercados, además de una potencial rebaja de la deuda de EE.UU. por parte de las agencias calificadoras de riesgo.

El gobierno está bajo la presión de los tenedores de bonos, ciudadanos de la tercera edad, parlamentarios y otros grupos para que especifique qué prioridad dará a cada pago. Detallar sus planes podría ayudar al Tesoro a contener la creciente incertidumbre en los mercados financieros sobre lo que podría pasar la próxima semana, pero también generar desconfianza política y desatar la crisis que pretende evitar. Los funcionarios del gobierno creen que perderán la capacidad de pedir más prestado si no se eleva el límite de la deuda. Aunque los ingresos por impuestos han sido más elevados que lo esperado en las últimas semanas, se prevé que el Tesoro contraiga radicalmente los pagos después del 2 de agosto para conservar efectivo el mayor tiempo posible. El centro de estudios Bipartisan Policy Center, en Washington, calcula que el Tesoro registrará un déficit de más de US$100.000 millones en agosto y probablemente no tenga el dinero suficiente para cubrir todas sus obligaciones. Autoridades de alto rango del gobierno se han reunido durante semanas para trazar planes para operar después de la fecha límite, pero no han revelado ninguna de sus estrategias. Los detalles sólo han circulado en un grupo cerrado de funcionarios, incluyendo al presidente Obama; el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y un círculo de colaboradores de éste en el departamento. Dos importantes asesores son Mary Miller y Matthew Rutherford, ambos expertos en mercados de deuda. Rutherford ha sido un consejero cercano de Geithner desde que ambos trabajaron juntos en el banco central de Nueva York. Miller es una experta en el mercado financiero que pasó 26 años en el fondo T. Rowe Price Group Inc. Ex funcionarios del gobierno aseguran que no hay una respuesta simple para cómo el equipo de Geithner debería navegar esta situación y que dar prioridad a algunos pagos del gobierno sobre otros sería una pesadilla logística y técnica.

Brasil y Argentina crean foro privado por disputa comercial

Brasil y Argentina decidieron crear un foro de empresarios para resolver los problemas del comercio bilateral que han enfrentado a ambos países recientemente. La iniciativa será anunciada este viernes por las presidentas Dilma Rousseff y Cristina Fernández durante la visita oficial que la mandataria argentina realizará a Brasil. Tratarán las recientes dificultades en el comercio entre ambas naciones, pero no profundizarán en los problemas. La apuesta de los dos países es la de una solución empresarial para evitar que las mercaderías de ambas naciones queden detenidas en las fronteras a la espera de las licencias de importación, que dejaron de ser automáticas. A mediados de mayo, Brasil impuso licencias no automáticas a la importación de vehículos de cualquier país. La medida afectó principalmente a Argentina, que criticó fuertemente la medida. El grupo de empresarios de los dos países todavía no está formado, pero tendrá representantes de los sectores automotriz, textil, calzado, de servicios y construcción civil. La secretaria de Comercio Exterior del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Tatiana Prazeres, dijo a Reuters que en el foro participarán empresas grandes y pequeñas. “La diferencia es que en otros foros se tiene en cuenta el volumen de comercio para definir sus integrantes. En el caso del foro Brasil-Argentina también estarán incluidas las empresas de menor tamaño, las que estén enfrentando problemas de comercio bilateral”, explicó. La funcionaria dijo que la relación entre los dos países es buena en general, pero reconoció que “existen dificultades en algunos sectores”. Según datos del ministerio, las exportaciones brasileñas hacia el país vecino aumentaron un 33 por ciento en el primer semestre del año, en comparación con el mismo período de 2010. “El foro con Argentina tiene sentido, ya que es nuestro tercer mayor socio comercial y tiende a superar a Estados Unidos y alcanzar el segundo lugar”, dijo la funcionaria. La secretaria informó que la primera reunión entre empresarios brasileños y argentinos debe llevarse a cabo durante este semestre, pero que habrá una aproximación de algunos sectores en la visita oficial de la presidenta Fernández. El comercio entre Argentina y Brasil sumó en el 2010 cerca de US$32.000 millones, con un superávit comercial para Brasilia de unos US$4.000 millones. (Fuente: Agencia Reuters – 29/07/2011)

UNASUR analizará estrategias ante crisis en EE.UU. y Europa

UNASUR analizará en agosto medidas conjuntas para evitar los efectos económicos de la crisis en Estados Unidos y Europa, dijo el jueves el presidente colombiano Juan Manuel Santos. “Propuse a los presidentes que analizáramos la situación que vivimos con la crisis en Estados Unidos como en Europa y cómo esto nos está afectando”, dijo Santos tras una reunión de los 12 representantes del bloque regional en Lima. Refirió que acordaron reunir en Lima y Buenos Aires a sus ministros de Hacienda durante la primera mitad de agosto. “Se hará una reunión aquí en Lima la semana entrante y luego entre el 10 y 11 de agosto las propuestas que de aquí salgan se protocolizarán con los ministros de Hacienda y los presidentes de los Bancos Centrales en Buenos Aires”, añadió. El mandatario colombiano sostuvo que también se acordó invitar a México, que no forma parte de UNASUR, “por la fuerza que le daría a cualquier decisión”. Santos realizará un viaje el fin de semana a México donde haría la invitación. Indicó que el actual aplazamiento en el congreso de Estados Unidos sobre el límite de endeudamiento federal y “la revaluación de la mayoría de nuestras monedas” está “destruyendo la capacidad de generar más empleo” en América Latina. La revaluación afecta a los exportadores locales porque sus ingresos en moneda nacional disminuyen, por el contrario para los importadores es beneficioso porque requieren menos moneda nacional para importar o pagar en dólares. En el congreso de Estados Unidos los legisladores aún no logran un acuerdo para elevar el límite del endeudamiento, de 14,3 billones de dólares, cuyo plazo límite es el martes, cuando el gobierno de Obama estimó que ya no podrá cumplir sus obligaciones. El presidente de Colombia añadió que “América Latina está sentada sobre unas reservas de 700.000 millones de dólares que están perdiendo valor” y que los miembros de UNASUR no pueden seguir como “simples espectadores”. Santos sostuvo que las medidas conjuntas de las economías de la región permitirán “ser mucho más eficaces para luchar contra los capitales especulativos que tanto daño nos están haciendo”. La mayoría de presidentes de los países miembro de UNASUR se reunieron el jueves en Lima tras coincidir durante su asistencia a la asunción del presidente de Perú Ollanta Humala Tasso. No estuvieron los mandatarios de Venezuela, Hugo Chávez, y de Paraguay, Fernando Lugo, por motivos de salud, pero enviaron a sus representantes. La secretaria general de UNASUR, la colombiana María Emma Mejía, leyó una declaración donde también se acordó que en 2012, sin mencionar una fecha específica, habrá una reunión de los presidentes de los países miembro en Lima. (Fuente: Semana.com, Colombia – 29/07/2011)

Hay que unir todo el sur para reducir la vulnerabilidad

El embajador argentino ante la ONU y titular del G-77 y China participó, en México, del Taller de Políticas de Cooperación Sur-Sur, en el que instó a potenciar la cooperación en los ámbitos económico, político y social, para “reducir la vulnerabilidad y acelerar los procesos de complementareidad”. Participan del encuentro, que se realiza en la sede de la Cancillería mexicana, los representantes de los 28 países miembros del Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA), de las oficinas de cooperación internacional de América Latina y el Caribe y de organismos regionales e internacionales, así como especialistas y académicos de la región con experiencia en la temática. En su doble rol de representante argentino ante Naciones Unidas y Presidente del G-77 y China, Jorge Argüello destacó el rol fundamental que los 131 países del Grupo tienen en la intensificación de la relación y la cooperación Sur-Sur. En ese sentido, el funcionario señalo que “el G-77 y China reconoce, como una de sus prioridades, la multiplicación de acuerdos para potenciar la cooperación Sur-Sur en los ámbitos económico, político y social”. Argüello se refirió a los nuevos desafíos que plantea la globalización, y puntualizó que este diálogo y cooperación “constituyen herramientas clave para nuestros países porque propician la reducción de la vulnerabilidad y aceleran los procesos de complementariedad”. El Taller Regional sobre Fondos e Instrumentos para la Financiación de Proyectos de Cooperación Sur-Sur en América Latina y el Caribe se desarrolla entre hoy y mañana en la Ciudad de México. Los objetivos principales del Taller son analizar el estado, las oportunidades y perspectivas de los fondos y mecanismos para el financiamiento de proyectos de Cooperación Sur-Sur y Cooperación Triangular en América Latina y el Caribe; formular recomendaciones de política que permitan fortalecer estos mecanismos y modalidades de cooperación y sistematizar la información sobre los diversos fondos, dispositivos e instrumentos para la financiación de proyectos de Cooperación Sur-Sur y la Cooperación Triangular entre los países de la región. (Fuente: Web Presidencia, Argentina – 29/07/2011)

La atracción del abismo

Las tornas se han cambiado. Los países llamados occidentales, los socios de la Unión Europea y Estados Unidos fundamentalmente, eran previsibles, tranquilos y fiables. Los países menos desarrollados, el resto del planeta en realidad, navegaban en la incertidumbre y los sobresaltos. Tanta riqueza y tanta agenda pautada han terminado saturando a los agentes políticos, hasta revalorizar el riesgo y la frivolidad. Los 27 socios europeos han dado buena prueba de ello en el año y medio de agónica discusión irresolutiva sobre el rescate de Grecia, sabiendo que jugaban con el mayor logro conseguido por la UE en toda su historia, el euro, la moneda única. Algo similar están haciendo los congresistas estadounidenses, dispuestos a llevar a su país a la suspensión de pagos a partir del 2 de agosto antes que renunciar a los dogmas políticos de cada uno de los partidos: el que prohíbe subir los impuestos a los republicanos y el que obliga a defender la cobertura social a los demócratas. (Fuente: Blog Lluís Bassets – El Pais.com – 28/07/2011)

Los afectados por una Administración sin medios de pago serán los suministros, los salarios militares, la paga de los pensionistas y minusválidos y numerosas facturas sanitarias. Pero las consecuencias no esperan a agosto y ya se han hecho notar en las Bolsas, los precios de las materias primas y las primeras advertencias de las agencias de calificación. Estas últimas serán las que darán la puntilla a la deuda en caso de que las amenazas terminen haciéndose realidad y no haya acuerdo muy pronto sobre la elevación del techo de endeudamiento que permita cumplir con las obligaciones de la Administración. La presidencia de Obama quedará marcada si por primera vez en la historia la deuda americana pierde la máxima clasificación de triple A, con las consecuencias previsibles en el encarecimiento de los tipos de interés. Los congresistas no sufren tan solo de esa extraña pulsión romántica que es la atracción del abismo, sino que apuestan decididamente por el declive de EE UU, que de eso se trataría si la deuda en dólares quedara rebajada. El problema que la Casa Blanca y el Congreso se han propuesto resolver no es ficticio. El nivel de endeudamiento es insoportable y requiere recortes drásticos en el gasto, tal como ha pedido el Fondo Monetario Internacional, y además, digan lo que digan los fundamentalistas, eliminar las exenciones de impuestos para las rentas más altas. La ironía de la historia es que no ha sido Obama quien ha creado el problema sino su antecesor, George Bush, que llegó a la Casa Blanca con superávit de 1,2 billones de dólares y la dejó con una deuda de unos 10 billones de dólares. Su participación en la fabricación del actual pastel de 14,4 billones de dólares de deuda es fabulosa: 1,8 billones del agujero se produce por las exenciones de impuestos a los más ricos; 1,5 por las guerras de Irak y Afganistán, además de los incrementos en defensa; y casi un billón por los paquetes de estímulo a la economía, salvación de bancos y otros capítulos vinculados a la crisis, que el Tea Party luego ha endosado a Obama gracias a su retórica contra el gasto público.

China es el principal banquero: una cuarta parte de la deuda exterior está en sus manos. Esto nos da el cuadro de la situación, auténtico retrato robot de la marcha del planeta: el más rico del pueblo toma crédito para sufragar su costosísimo tren de vida y quien le presta es alguien menos rico, aunque muy trabajador y ahorrador. El desenlace de la historia, que no necesita imaginación alguna de los guionistas, es bien conocido: el rico entra en decadencia y el pobre emergente se convierte en el nuevo rico de la aldea. La inacción y las peleas actuales sobre si son los podencos del gasto social lo que hay que cortar o los galgos de los impuestos los que hay que subir son una expresión más del desplazamiento de poder que se está produciendo en el mundo. Los chinos no tienen problemas de este tipo o si los tienen no se conocen. La crisis es occidental, el endeudamiento también. Pero lo son sobre todo la inacción y las dificultades de gobernanza, por fragmentación en el caso europeo y por polarización en el estadounidense. Obama aporta el factor humano de este declive. De poco sirven su inteligencia y su capacidad argumentativa, empleadas a fondo en este envite. Puede incluso que sean contraproducentes. Los republicanos están divididos y no tienen todavía un candidato presidencial claro. Una parte, la más lunática e irresponsable, ni siquiera cree que la Administración pueda quedarse sin medios de pago. Y cuanto mayor es la división republicana y más difícil atisbar quién pueda dirigirles en la lucha por la presidencia más ganas le tienen a Obama y más se acercan al punto de penalti. Pueden perder como partido, pero piensan que Obama perderá como presidente y como candidato. De momento prefieren llevárselo al abismo, aunque su país sufra con ello. Si le dejan malherido, será más fácil que uno de los candidatos ahora sin perfil presidencial se convierta en un presidenciable serio. 

Noruega y Somalia

Entre la masacre de Noruega y la hambruna del cuerno de África cabe preguntarse por la salud mental del colectivo humano. ¿Era esta la civilización que nos propusimos conseguir? ¿Es este el modelo de progreso hasta el cual evolucionamos como especie? Mientras en uno de los países más civilizados, Noruega, un desquiciado dispara contra los jóvenes, en otro, de los más pobres, Somalia, uno de los tantos Estados fallidos que también hemos consentido, huyen de la hambruna 1.400 personas por día. ¿Qué modelo de seguridad global nos espera? ¿Qué modelo de seguridad alimentaria? ¿Qué tipo de Estado? ¿Qué forma eficaz de la institucionalidad internacional? En Somalia hace tres años que no llueve. Pero en Mogadiscio hubo aguaceros torrenciales en temporadas normalmente secas. Ambos fenómenos son causa de desastres. En la región se han perdido casi todas las cosechas y han muerto miles de animales por falta de agua y alimentos. El campamento de refugiados de Dadaab, en Kenia, que fue planeado para recibir a 90.000 personas, ya lleva 380.000. Cada día llegan allí miles de refugiados que huyen de la sequía de Somalia, la mayor de los últimos 60 años. En Tarifa, España, desembarcan casi a diario personas que huyen de Marruecos, y en toda Escandinavia vienen creciendo las migraciones que provienen de Oriente Medio. La xenofobia se expresa con diferentes grados de crueldad en estos países, pero es uno de los problemas sin resolver de un modo de civilización que, en palabras de Ernesto Sábato, representa el monstruo de tres cabezas que hemos concebido como ideología del progreso: racionalismo, materialismo e individualismo. Según estadísticas de Acnur, en los primeros 11 días de julio llegaron a Etiopía más de 11.000 somalíes, y otros 8.600 a Kenia. Muchos no alcanzan a llegar, pues mueren durante el éxodo, en algunos casos de más de veinte días. Las Naciones Unidas hacen lo que pueden, piden dinero a los países ricos y decretan la emergencia por hambruna, pero más no pueden, porque el problema es demasiado complejo: gobiernos fallidos, grupos terroristas, malas tierras, pobreza histórica, cambio climático. Entre el miedo que recién se ha instalado en la apacible Noruega y la desesperación de quienes huyen de su territorio por causa del hambre cabe preguntarse una vez y otra vez: ¿era esta la civilización que nos propusimos conseguir? ¿Es este el modelo de progreso colectivo hasta el cual hemos evolucionado como especie? (Fuente: art. Manuel Guzmán Hennessey – El Tiempo, Colombia – 28/07/2011)