Argentina y Brasil crean un fondo para financiar la integración productiva

Está formado por u$s200 millones, que estarán destinado al financiamiento de proyectos para la integración productiva bilateral, informó el Ministerio de Industria.

El Fondo estará integrado por capitales del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (BNDES), y por Argentina a través del Banco Nación y el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE). “Brasil y Argentina trabajan en la integración de pymes de sectores industriales como lácteos, vinos, muebles, autopartes, y estamos desarrollando herramientas para el financiamiento común de los procesos de integración y asociatividad”, explicó la ministra de Industria, Débora Giorgi, luego de reunirse con el vicepresidente del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil, Armando Mariante.

Giorgi y Mariante coordinaron los últimos detalles del trabajo que vienen realizando junto a Carlos Fábrega (BNA) y Mauro Alem (BICE): los primeros 100 millones de dólares serán destinados a otorgar créditos y/o a realizar aportes de capital en aquellas empresas que presenten sus proyectos ante el Fondo bilateral. En el caso de iniciativas de integración productiva se priorizarán las operaciones crediticias en dólares, mientras que los aportes de capital serán mayormente aplicados a empresas de base tecnológica. En una segunda etapa, los restantes 100 millones serán destinados a solventar proyectos de inversión a través de préstamos en pesos y reales, respectivamente.

“Tenemos el desafío de aprovechar los profundos beneficios que deparará el hecho de que nuestros aparatos productivos se transformen en verdaderas cadenas de valor regionales con proyección global”, agregó la ministra.

Con la presencia de cámaras sectoriales y empresas de ambos países, ya se realizaron, entre otras, reuniones de la Mesa de Integración Productiva del sector Lácteo, de los sectores Vitivinícola y de Madera y Mueble, y también se está avanzando en el sector automotriz-autopartista para reducir el ingreso de autopartes extrazona y favorecer la integración local de autopartes. En la reunión con Mariante, Giorgi estuvo acompañada por su jefe de Gabinete, Horacio Cepeda; el secretario PYME, Horacio Roura, y la subsecretaria de Promoción al Financiamiento de la pyme, Carolina Maurer.

Anuncios

“El éxito de Lula también es el mío”

(Extracto de una entrevista a Dilma Rousseff de Fernando Gualdoni para El Pais de España – 19/06/2010)

Enérgica y segura, Rousseff quiere ser la primera mujer que gobierne la potencia sudamericana. La actual jefa de gabinete del Gobierno de Lula da Silva, una ex guerrillera que sufrió tortura, nunca ha competido en una elección.

Dilma Rousseff (Belo Horizonte, 1947) está ante el mayor desafío de su vida, convertirse en la primera mujer que gobierne Brasil. Es la protegida del presidente Lula da Silva y él no ha dudado nunca en que ella debía ser su sucesora en el cargo a pesar de que la actual ministra de la Casa Civil (jefa de Gabinete) jamás compitió en las urnas por un cargo público. Lula no titubeó ni cuando se alzaron algunas voces dentro del Partido de los Trabajadores (PT) en contra de la candidatura de Rousseff -no es una baronesa del partido- ni cuando tuvo que ser operada el año pasado para extirparle un tumor linfático.

Pregunta. ¿Cuáles serán las líneas maestras de su política exterior?

Respuesta. Brasil siempre ha tenido una política externa enfocada en pocos países. Los grandes logros de estos últimos años han sido el avance del multilateralismo y que el país ha tomado conciencia de su importancia dentro de América Latina. Nos manejamos con respeto y sin injerencias en políticas internas. No somos imperialistas. Impulsamos la cooperación entre los países, no políticas de imposición. No podemos ser ricos rodeados de pobres, por eso el impulso a las infraestructuras regionales es vital para nosotros. Es muy importante también la relación con África y con los BRICS (Rusia, India, China y Sudáfrica). Irán tiene derecho a desarrollar un programa nuclear para uso civil, y someter el programa con la mayor transparencia al control de los organismos internacionales es la mejor política. Pero no creo que este conflicto deba resolverse con sanciones, sino con diálogo. Hay que construir puertas, no levantar muros.

Link entrevista completa: http://www.elpais.com/articulo/internacional/exito/Lula/elpepuint/20100619elpepiint_1/Tes